«Cambiemos siempre entendió a la salud como un negocio»

0

Con la distribución de las primeras dosis en 32 puntos del territorio nacional, Quilmes comenzó la implementación del plan estratégico de vacunación contra el virus SARS-CoV-2, cuya enfermedad se llama Covid-19. CPB Noticias dialogó con Matías Gallastegui, Director del hospital Materno Infantil Eduardo Oller de San Francisco Solano, quien nos comentó la situación actual del nosocomio y la vacunación con la Sputnik V.

– ¿Cómo se vive la vacunación contra el Covid-19 en el hospital Oller?
– La campaña de vacunación de lleva adelante con enorme rigurosidad organizativa y con mucha alegría, para que esta campaña avance de manera rápida pero también segura. El primer paso fue pensar toda la cadena de conservación de la vacuna. Desde que la provincia de Buenos Aires nos traen la vacuna, hasta que podemos aplicárselas a las personas y es por eso que adquirimos dos freezer para su conservación. En uno se deposita la vacuna y está monitoreado las 24hs, recordemos que la Sputnik V debe estar a menos de 18 grados y el segundo es para evitar cualquier eventualidad que pudiera presentarse. El primer elemento a destacar es que el Hospital de Solano tiene todos los mecanismos necesarios para la conservación de la vacuna. En el momento de la vacunación las personas ven cómo se descongela y cómo se cargan las jeringas para ser inaculadas, pasado los 40 minutos de evaluados para evitar efectos adversos. Las personas son aplaudidas y se vive un clima muy lindo en el hospital, el orgullo que sea parte de esta campaña histórica de la historia argentina.

  • – ¿Cuando asumiste el área de salud cómo encontraste el hospital?
    – Nos encontramos con el hospital (Eduardo Oller) completamente arrasado. Cuando analizamos cualquier área hospitalaria es marcado por el declive que se dio con la etapa neoliberal que coincidió con lo municipal, provincial y nacional previa a la gestión actual. Cuando vemos los servicios de salud de nuestro hospital terminaron fracturando una herida en el vínculo entre el hospital y la comunidad. Porque lo transformaron en una institución completamente excluyente y repelente para la población que no tenía las herramientas para darle la respuesta a la comunidad. Lo mismo con el abastecimiento para que funcione el hospital, vemos ahí un atraso muy marcado. Da cuenta de lo que fue la oscura noche neoliberal en materia de los derechos laborales que tenían los trabajadores en esta etapa tan complicada. Cambiemos siempre entendió a la salud como un negocio, nosotros lo entendemos como un derecho y, por lo tanto, todo lo que tiene que ver con la economía es una inversión para que sea un hospital inclusivo.
  • – ¿Qué proyectos tienen pensados para el hospital?
    – Durante el 2020 necesitábamos ordenar y organizar en función de la comunidad, constituir un servicio de clínica médica inexistente y muy débil que puso 24 camas en el hospital para pacientes leves y moderados de coronavirus, que dio respuesta e internó a más de 400 personas que lo necesitaban. Además fortalecimos las guardias externas para acompañar oportunamente a los infectados. En pediatría pusimos en funcionamiento un área de estimulación temprana. Estamos constituyendo un servicio de diatria para acompañar a las adolescencias. Pudimos ampliar el área de salud sexual y diversidades para poder generar accesibilidad a las interrupciones legales del embarazo. También es importante tener acceso a las hormonizaciones en las personas trans. Además pudimos fortalecer todo el área de maternidades e infancias en el hospital, abriendo servicios como el alto riesgo que estaba muy debilitado. Pusimos de pie el área quirúrgica que solo hacia cesáreas programadas y ahora puede hacer otras intervenciones como ligadura de trompas como también cirugías generales para operar vesículas, hernias, vasectomías, expandiendo para hacer cirugías de mamas y aquello más presente que tenga la población. En ese camino estamos. La idea es profundizar esa idea en cada uno de los servicios en lo que hace al acceso al derecho de la salud, con el objetivo de crear un sistema integral de salud que incluya al Hospital provincial Iriarte y otros que den acceso al derecho de la salud.

  • – ¿Qué opinión tenés acerca de la reciente fakenews sobre las vacunas de este hospital?
    – Con respecto a la fake news, a las falsas noticias que trascendieron, me parece que fue un intento de deslegitimar el proceso virtuoso que está haciendo el hospital para vacunar. La rápida respuesta que tuvimos logró desarticular esa “intentona” de algunos sectores de la política, que me queda claro que van a jugar siempre para que al pueblo le vaya mal, para que se pregone la individualidad y el egoísmo. Son sectores de la política y la economía que les va muy bien cuando al pueblo le va mal, cuando está desunido y se desencuentra. Son los mismos que vienen jugando hace tiempo para desligitimar la cuarentena. Son los mismos que buscan golpear la negociación con las Sputnik V, que nos puso en la vanguardia internacional, que nos puso en el ranking con la vacunación en este momento. Esa victoria popular deja a esos sectores de la política y de la economía en un lugar desfavorable, por eso todo el tiempo juegan en erosionar esas avanzadas populares.