Villa Itatí: “Cuando llueven dos gotas tenemos que hacer malabares para salvar nuestras cosas»

0

Luego de la tormenta de anoche, la falta de infraestructura en los barrios postergados sufren las consecuencias de no poder contar con condiciones básicas para la salud e higiene. Esta mañana, se comunicó con la redacción de CPB una vecina de Villa Itatí para mostrarnos cómo aparecen ratas luego de una lluvia. “Cuando no llueve estamos invadidos y luchamos contra las ratas. Cuando llueven dos gotas tenemos que hacer malabares para salvar nuestras cosas”, contó Myriam Barraza.

La vecina vive en la intersección de Pilcomayo y Ayacucho, una zona donde no existe la recolección de residuos, prácticamente. Por eso, los focos infecciosos son permanentes. “El OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible) lo único que hizo fueron cuatro placitas y el CAJ (Centro de Acceso a la Justicia) que tanto controversia trajo en el barrio”, expresó la vecina. También cuestionó a la gobernadora Vidal porque sólo aparece “a escondidas en el predio de cartoneros y no como cualquier otro funcionario  escuchar nuestros reclamos”.

Durante el discurso inaugural de sesiones ordinarias del HCD local, Martiniano Molina mencionó la obra de urbanización de Itatí, la cual fue anunciada como una de las más importantes para la provincia, entre otras junto a cinco villas más. Sin embargo, se avanzó poco y nada.

Conflicto por las tierras del CASBO

Semanas atrás, vecinos y vecinas se opusieron a la construcción de un CAJ (Centro de Acceso a la Justicia) en las calles Falucho y Misiones, del barrio Itatí. Al parecer, la obra fue planificada y afectaría a la cancha de futbol que funciona históricamente en el barrio. Luego de reuniones de vecines, miembros de la comisión directiva del club y entidades gubernamentales, el edificio no afectará el espacio público.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here