Pozo de Quilmes: Del negacionismo de Martiniano Molina a las políticas actuales de derechos humanos

0

El 12 de marzo los integrantes del colectivo DDHH Quilmes decidieron acompañar las medidas protocolares para prevenir la propagación en espacios públicos por coronavirus.

Durante la última sesión en el Honorable Consejo Deliberante se había fijado ya la fecha y traslado de la sesión al ex Pozo de Quilmes de cara al 24 de Marzo, Día de la Verdad, la Memoria y la Justicia.

La conmemoración para la cual aprobaron los concejales fue el 18 de marzo de este año en el ex Centro Clandestino de Detención. El ex Pozo de Quilmes está ubicado en Allison Bell esquina Garibaldi, que por el momento suspendió la jornada del «Día de la Memoria Histórica».

El antecesor Martiniano Molina, quien llegara a Quilmes de la mano de Cambiemos, tuvo un debut en DDHH inolvidable en todos sus aspectos. En 2016 el ex intendente macrista confundió el sitio de Memoria, «el Pozo de Quilmes» con un bache. Semanas después faltó a la Declaración como Sitio para la Memoria en mayo de 2017. Y en 2019 le bajo el rango de Subsecretaría para quitar presupuesto y pasarlo a Coordinación.

A diferencia de aquel suceso, el gobierno de Mayra Mendoza tiene una impronta diferente en materia de Derechos Humanos; con la decisión de elevar al rango de Secretaría a los DDHH en el distrito, sumado a la sesión especial en el sitio donde hubo detenidos-desaparecidos en Quilmes. La memoria obtiene su sentido de pertenencia al reivindicar la historia por los 30.000.