Barrio “Papeleros”: La municipalidad rompió y se fue

0

Vecinxs se quejan porque el gobierno prometió un plan de obras, levantaron las veredas y desde diciembre esta todo roto y nadie se acercó a explicar porqué se frenaron los trabajos.

En el oeste quilmeño, en el perímetro definido entre M. Rodríguez, Laprida, Berutti y Blas Parera, se encuentra el barrio de “Los Papeleros”. Allí, 450 departamentos componen  un complejo habitacional que sufre de las promesas incumplidas por el gobierno actual. Así lo manifiestan vecinxs que sufren a diario la falta de planificación y abandono que produjo la intervención del municipio en obras que no se terminaron.

“En septiembre del año pasado anunciaron un plan de urbanización del barrio que incluía veredas nuevas, cloacas y pintura. Las obras empezaron, pintaron algunos edificios, pusieron algunas veredas nuevas y en diciembre pararon todas las obras. Los pasillos internos estaban bien, levantaron y quedó todo sobre tierra y barro. A nosotrxs que somos una familia que vive en la parte de adentro, se nos hace muy difícil salir a la calle. Peor la pasan lxs que llevan el carrito del bebe, porque se hace intransitable si esta el camino embarrado”, explica Juan Alberti, quien se comunicó con la redacción de CPB para informar la situación.

En aquel momento, las gacetillas del gobierno se replicaban en los medios cooptados por la billetera y anunciaban el inicio de un plan de urbanización para el barrio. “El proyecto incluye la reparación de veredas, la construcción de espacios recreativos y deportivos, nuevos playones de estacionamiento y la renovación del sistema de iluminación, entre otros trabajos” decía la gacetilla.

El propio director Nacional de Desarrollo Humano de la Subsecretaría de Hábitat y Desarrollo Humano de la Nación, Matías Alonso,  expresaba que “cuando  trabajamos en lo deportivo, lo cultural y la parte educativa, para lo cual entiendo que es fundamental el diálogo y la participación de todos. Si eso funciona, todo lo que viene después va a durar y ser sostenible en el tiempo”. Sin embargo, las ideas suenan bien pero en la práctica no lo son.

“Desde diciembre no tenemos noticias de nada y el barrio esta explotado porque todas las veredas están rotas y además, nadie pasa a levantar la basura. Acá están los tachos verdes pero hace más de una semana que no los limpian”, comentó Juan.

En la esquina de M. Rodríguez y Berutti está el cartel de promoción de la obra:

Plan Nacional de Hábitat

“Puesta en valor, iluminación, pintura y refacción del complejo habitacional. Reconstrucción de veredas perimetrales. Mejoramiento del espacio público interno. Conectividad interna. Desagües pluviales, reparación de cámaras, canteros y cercos. Red de agua. Conexión de red cloacal. Limpieza de tanque. Programa de desarrollo humano”, expresa el cartel. La obra fue presupuestada en $ 38.453.594 y tiene un plazo de 12 meses.

Sobre esto, el vecino indica que “se hizo un alisado con mucha cal, que hasta el día de hoy te mancha las zapatillas, en la vereda perimetral. Y el problema de las cloacas lo solucionaron con un caño que sale a la calle, entonces no se inunda pero sale todo a la superficie. De las tres cuadrillas que vinieron, no apareció nadie más”, describe Juan, quien afirma que hay mucha bronca en lxs vecinxs por la situación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here