#8M: Hoy mujeres, lesbianas, travestis y trans paramos el mundo

0

Este 8 de marzo de 2019, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, las mujeres, lesbianas, travestis y trans volvemos a parar el mundo. Será nuestro tercer paro internacional. Un movimiento político y popular de lucha por igualdad de derechos que trasciende fronteras.

Mujeres, lesbianas, travestis y trans paramos este viernes 8 de marzo por el cese de la violencia machista, la lesbofobia, el transodio y toda forma de  explotación basada en el género. Paramos porque ganamos menos que los varones por el mismo trabajo y porque las tareas domésticas y de cuidados no remunerados recaen sobre nosotras e impactan en nuestras posibilidades de estudiar, trabajar, de tener tiempo de disfrute. Las mujeres somos la mayoría de lxs pobres del mundo, y la mayoría entre lxs trabajadorxs precarizadxs y peor pagos. Paramos para que todxs sepan que somos desvaloradas en entornos laborales, objetualizadas y hostigadas sexualmente en espacios públicos y privados. 

En Argentina desde 2015 somos el movimiento que viene enfrentando en las calles y en los lugares de trabajo al modelo saqueador que nos impone Cambiemos.

Paramos por el aborto legal, seguro y gratuito. El año pasado nos convertimos en una marea verde que va por todo, y la Interrupción Legal del Embarazo hoy es la prioridad.

También paramos porque queremos niñas, no madres. Para eso necesitamos que el Gobierno implemente de forma urgente la Educación Sexual Integral en todo el país.

Queremos trabajo digno para todxs, por eso también paramos para que se implemente el Cupo Laboral Travesti-Trans, y que la calle no sea la única opción de salida.

Este año también paramos porque exigimos el lugar que nos corresponde en las tomas de decisiones sobre nuestras economías y nuestras tierras. Nuestro paro es y se reivindica como político. Nuestros cuerpos en las calles movilizados están transformando la política. Somos quienes nos paramos frente al Gobierno de Cambiemos, en un contexto de ajuste, de precarización de nuestras vidas, de pérdida de empleos y de aumento de la pobreza.

El músculo sindicalista feminista se fortalece y crece en presencia en nuestras organizaciones. Las trabajadoras formales, informales y de la economía popular avanzan a grandes pasos en debates donde se discute el concepto del trabajo. El trabajo productivo remunerado y la reproducción de la vida son parte de la agenda política-sindical. En 2018 rechazamos el proyecto flexibilizador del gobierno de Mauricio Macri y triunfamos en unidad. Este año convocan y adhieren desde las dos CTA y desde los sindicatos con múltiples modalidades.

Paramos porque no queremos que nos saqueen más con políticas de exclusión nuestra felicidad, proyectos y recursos.

Somos trabajadoras organizadas, que nos identificamos en las otras: extranjeras, indias, negras, pobres, lesbianas, travas, con discapacidad, de todas las edades, villeras, urbanas, campesinas y todas las diversidades que nos habitan. Somos la voz con fuerza transformadora, y estamos enfrentando al neoliberalismo racista y patriarcal. Somos las que ponemos nuestro granito de arena en la construcción de la derrota del neoliberalismo en la Argentina.

Somos orgullosamente feministas populares y este 8M paramos el mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here