Desbarataron el desarmadero clandestino en La Cañada

0

Tras una investigación los efectivos de la Comisaría Quinta de Quilmes, al mando del comisario Ricardo Ruiz, lograron detener al propietario de una casa, acusado de formar parte de una banda que robaba a choferes de Uber.


La investigación comenzó con el robo de tres sujetos y al conductor del Chevrolet Prisma en Uber en las inmediaciones de la calle 195 y Pedemonte. La víctima logró identificar a uno de estos acusados por tener un taller clandestino en el fondo de su casa.

La coincidencia entre los puntos de robos con la cercanía de la residencia hizo posible que la justicia otorgara la orden de allanamiento en las últimas horas. Tras confirmarse el robo fueron detenidos por “robo calificado automotor agravado por el uso de armas de fuego”.

En el allanamiento la policía secuestró partes de autos del Chevrolet Prisma, junto a otros accesorios y herramientas. El desarmadero contenía partes de otros vehículos robados, con tanques, estéreos y computadoras.