CONMOCIÓN NACIONAL POR EL FEMICIDIO DE MICAELA GARCÍA

0

Ilustración: EIO

El cuerpo de Micaela García fue encontrado en unos pastizales cercanos a la ciudad de Gualeguay. La búsqueda comenzó cuando ella salió a bailar y no volvía a su hogar. La policía que investigaba la desaparición de la joven la noche anterior detuvo cerca de la localidad de Moreno a Sebastián Wagner, el principal sospechoso del femicidio, quien en 2010 fue condenado por dos casos de violación pero se encontraba en libertad condicional por orden del juez Carlos Rossi.

Wagner se encontraba en la casa de su madre en el momento que la policía bonaerense lo detuvo, la captura se logró con la intervención de los teléfonos vinculados a su entorno. Cerca de la vivienda también fue detenido el padrastro de Wagner, José Fabián Ehcosor policía del municipio del partido Bonaerense de Malvinas Argentinas y suboficial retirado del ejército, a quien se adjudica su colaboración para entorpecer la captura del sospechoso de la muerte de Micaela.

 

Su vínculo a la muerte de Micaela se debe a que en las fuentes de investigación se observaron que Wagner operó de igual forma, descartando ropa por el camino adverso de donde fue encontrada y que las anteriores víctimas del agresor son de contextura física similar a la joven.

 

En reclamo por Micaela, y la lucha feminista de la cual era parte, este Martes se manifestaron en la Plaza de Mayo por el reclamo de más seguridad para todas y presupuesto del Consejo de Mujeres contra la Violencia de Género. El velatorio fue en la mañana del mismo día y a las 17hs su entierro en sincronía de la movilización en respaldo a la familia.

LAS REPERCUSIONES LUEGO DEL HALLAZGO

Luego de confirmarse la muerte de Micaela García su caso tuvo repercusiones de parte de distintos sectores de la sociedad y gran parte de sectores políticos.

Maia Ferrua, perteneciente al Ministerio de Modernización de la gestión “Cambiemos”, escribió irónicos mensajes sobre la joven víctima. Sus publicaciones generaron el repudio a través de las redes sociales y para lograr defenderse la funcionaria alteró su perfil y argumentó que habían hackeado sus cuentas.

La burla por parte de la funcionaria se debió a que Micaela era una militante perteneciente a una agrupación kirchnerista. Entre las publicaciones de Ferrua se encuentran: «Sentí pena por esa Micaela la desaparecida y posiblemente muerta, hasta que escuché que militaba para el movimiento evita» y «Ahí te das cuenta que no valía la pena la vida de una pelotuda kk mas. Y que no tenía nada en la cabeza». La gota que rebalsó el vaso fue cuando publicó “Ahora van a decir que Mauricio Macri mandó a matar a Micaela García porque era del Movimiento Evita jajaja”, lo cual desató desde todas las redes sociales el repudio hacia su persona bajo el Hashtag #MaiaFerruaBostaPro, donde se le pedía que se retractara ante las expresadas declaraciones por lo cual debió salir a dar respuestas inmediatas ante el repudio popular.

 

Por otra parte, la diputada por el Frente para la Victoria Mayra Mendoza se refirió a lo sucedido con Micaela y dijo “la violencia hacia las mujeres es política y por eso la respuesta tiene que ser política, con mayor organización de las mujeres, con mayor participación y generando conciencia”. Mendoza agregó que lo que le sucedió a Micaela debe «hacernos reflexionar» como sociedad y criticó la reducción del presupuesto destinado al Consejo Nacional de Mujeres contra la Violencia de Género.

 

En sintonía con sus declaraciones la diputada sostuvo que “En el año y medio que gobierna Macri se ha reducido el presupuesto en el Consejo Nacional de Mujeres contra la Violencia de Género. Si uno intenta dar una pelea contra la violencia de género para terminar con los femicidios y hay un Estado que se retira, por supuesto que esto se profundiza». Agregó que frenar la violencia de género es “responsabilidad del Estado. Hay una clara responsabilidad y hay un machismo muy fuerte en los funcionarios y también en los funcionarios judiciales que hacen que sean garantes de impunidad”, opinó. Mendoza, quien además es militante feminista, acompañó junto con el FPV la movilización confirmada por el padre de Micaela luego de conocerse la noticia de su hallazgo sin vida el sábado por la mañana.