Robótica en Quilmes

0

Rodrigo Godoy es maestro de cuarto y segundo grado en las escuelas públicas de Quilmes Nº 55 y Nº 56 respectivamente, enseña matemáticas y ciencias naturales. Además, da clases de robótica en el Club Social y Deportivo Mitre. El Profe habló con CPB y nos cuenta su experiencia.

Por Sergio González.

Por supuesto que siempre hay un inicio en todo y Rodrigo cuenta sus comienzos en la docencia. “Me recibí hace siete años, en un instituto público, ISFD N°104, tuve excelentes docentes ahí. Aprendí de ellos cuanto pude”.

Y relata su pasión por los robots. “Como a muchos, de chico me fascinaban los robots. Yo esperaba el futuro para ver cómo serían los robots, pensaba «cuando tenga veinte o treinta años los robots van a ser más parecidos a los de los dibujitos». Y pasó, ahora que piso los cuarenta, los robots son increíbles”.

Rodrigo profundiza en el tema de la robótica: “Llegué por Internet. Internet es una ventana al mundo asombrosa, nunca la humanidad tuvo acceso a tanta información, es realmente asombroso. En Internet vi tutoriales y aprendí casi todo. Lo que sé de electricidad y uso de herramientas se lo debo a mi papá”.

“En las escuelas, robótica, es un tema que les interesa mucho a los chicos, por eso hay que aprovechar para que no sean sólo consumidores de tecnología, sino que puedan generar ellos sus propios programas, sus propios robots, para dar solución a nuevos problemas, por ejemplo, las prótesis como reemplazo de extremidades”, sostiene el docente.

Sin embargo, Rodrigo se pone serio a la hora de hablar de la desinversión en la educación pública durante estos últimos 4 años. “Estos años fueron muy difíciles para todos los niveles educativos. La desinversión es evidente, además de que no solucionaron los problemas que había. La eficiencia tan proclamada, tampoco fue tal. La muestra más trágica de desinversión fue la muerte de Sandra y Rubén en Moreno, mientras preparaban el desayuno de los chicos, fallecieron fatalmente por una pérdida de gas. No hay que olvidarse de ellos”.

Continúa el relato: “En lo personal, en una escuela que estaba, a principios del 2018 me tocó ayudar a medir los salones para ver si se podía cerrar algún grado, de cuatro primeros cerraron uno y repartieron a los chicos en los otros tres grados, para ahorrar el sueldo de los maestros y profesores. Y además, el cierre de escuelas rurales y la posterior reapertura a fuerza de reclamos, los dichos de la gobernadora afirmando que nadie que nace en la pobreza llega a la universidad; y que en esta última elección nadie haya votado en una escuela construida por Macri, son evidencias de una etapa que se termina”.

Volviendo a la robótica Rodrigo nos detalla que “están participando del taller chicos entre 5 y 8 años. Parte de los nuevos tiempos, las nenas no llegaron a tener el prejuicio de que «los robots son cosas de chicos», así que les interesó, se anotaron, vienen y aprenden”.

El Profe Rodrigo les inculca a sus alumnos y alumnas que pueden combinar; hacer algo que les gusta y al mismo tiempo, ayudar a otros. La robótica no tiene que tener como único objetivo tener una vida más fácil, sino facilitarle la vida a quienes más lo necesitan.

El taller de robótica está dirigido a chicos y chicas a partir de los 5 años. Las clases se dan los jueves de 18 a 19.30hs en Avenida Mitre 1417, Quilmes y pueden contactarse al 1550144621. ¡Acércate o llamá y podes armar robots reciclando electrodomésticos!