La escuela sin futuro

0

Hace tres años, la entonces candidata a gobernadora por Cambiemos María Eugenia Vidal hablaba de la calidad de la educación pública, del acceso de todxs a la educación en igualdad de condiciones, de la recuperación edilicia de los establecimientos y de la necesidad de que los docentes ganen «no menos de 40 mil pesos». Hoy en el escenario hay una paritaria inconclusa, sin haberse movido del 15% en tres cuotas que significó una caída en el poder adquisitivo de lxs docentes, y el reflote del gravísimo estado edilicio de gran parte de los establecimientos educativos al que van 4,5 millones de niñxs bonaerenses. Quilmes, el sabor del abandono.

Ilustración – EIO

El descontento de estudiantes, docentes, gremios y de la comunidad educativa se traduce en sus movilizaciones. Marchas estudiantiles, abrazos simbólicos en los colegios y una segunda Marcha Federal Educativa realizada este miércoles 23 de mayo en reclamo de una paritaria nacional docente y sin techo, una nueva ley de financiamiento educativo y en defensa de los Institutos Superiores.

El presupuesto educativo del gobierno de María Eugenia Vidal cayó a pique y eso repercute directamente en las condiciones en las que lxs niñxs estudian y los docentes trabajan en las escuelas públicas de la provincia. Para colmo la corrida cambiaria del dólar produjo que las cuentas en la provincia de Buenos Aires comiencen a tambalear. Esto significa que el reclamo salarial es sólo una pequeña parte del problema.

Este martes y miércoles los sindicatos bonaerenses realizaron un paro por 48 horas. La medida se lanzó luego de que Vidal anunciara que el mes próximo depositará un 2% de incremento salarial y $1000 por presentismo, a cuenta de lo que se firme en la paritaria provincial que aún mantiene abierta.  Así esta semana los 4,5 millones de alumnxs bonaerenses sólo tuvieron dos días de clases, porque se sumó el feriado del 25 de mayo.

 

Quilmes, el sabor del abandono

La gestión a cargo del intendente Martiniano Molina sigue haciendo agua ante las graves problemáticas del distrito, y la situación edilicia crítica de las escuelas es una de ellas.

La ausencia de un plan de obras que contemplen a todas las escuelas públicas del distrito genera graves situaciones de riesgo que tienen que afrontar docentes, trabajadorxs, estudiantes y familias.

Esta última semana fue el caso de la escuela Media 63, ubicada en Bernal oeste, que comparte edificio con la Primaria Nº 78. A los graves problemas edilicios que la institución arrastra hace años se sumó la inundación a fines de abril luego del fuerte temporal que azotó Buenos Aires. Cada vez que llueve el edificio se inunda. Pero esta vez la situación se agravó con el derrumbe del techo en dos de los baños producto de la filtración de agua y la falta de desagües. Por este motivo las clases tuvieron que ser suspendidas.

Además, el año pasado se produjo el derrumbe de otro techo – en el aula de tercer grado- que nunca fue reparado.

Este es un fiel reflejo de lo que sucede en el resto de las escuelas en el distrito y en la Provincia:  la ausencia de mantenimiento producto de la falta de presupuesto.

Docentes y familiares, indignados con la situación, exigieron respuestas inmediatas al Consejo Escolar y al Gobierno municipal, responsables del mantenimiento de las escuelas.

“El panorama es desolador, da mucha bronca, la escuela esta toda destruida. Se cayó el techo, venimos con esto hace rato y nos dicen que no hay presupuesto. Suspendimos las clases”, indicaron los padres. “Nos dijeron que iban a venir a arreglar y no vinieron”, agregaron, indignados.

A las pocas horas, luego de que se marcharan las cámaras y de que el caso fuera visibilizado en algunos medios de comunicación de la región, la Municipalidad envió un comunicado de prensa para informar que reparará el edificio.

 

Por otra parte, en la Escuela Secundaria 26 de San Francisco Solano,  ubicada en calle 844 N° 2270, también se desmoronó parte del techo y hay cortocircuitos. La autoridades del establecimiento aseguraron que la Municipalidad de Quilmes dejó una parte de las obras en el techo inconclusas, por lo que la filtración de agua provocada por las últimas tormentas provocaron el derrumbe.  Se trata de otro caso donde desde la dirección del establecimiento público se exige una solución a un problema grave y no hay una solución por parte de las autoridades responsables.

Escuela de Solano

“Lo que vemos en el Consejo Escolar es una evidencia de lo que sucede a nivel nacional y provincial. Desde que asumió Cambiemos hay una política de sub ejecutar los presupupuestos educativos, como pasó a nivel nacional y local con el Fondo de Financiamiento Educativo. En Quilmes se incrementó en términos porcentuales el presupuesto en obra pública mucho más que en obras para educación. Eso se  refleja en la falta de herramientas por parte del Estado para el mantenimiento de las escuelas», expresó el consejero escolar por Unidad Ciudadana Quilmes, Franco Bogado.

Franco Bogado

A su vez Bogado explicó que el proceso administrativo genera complicaciones a la hora de solucionar los problemas urgentes de las escuelas. “Hay una dinámica de tercerizar los trabajos desde el Consejo Escolar, por lo cual se hace todo un proceso engorroso que no permite que el Estado tenga una herramienta eficaz directa para poder llevar adelante los trabajos de mantenimiento. Hay una cuadrilla a la que todavía no se le permite la re categorización, y eso le brindaría al Consejo brindar una herramienta para poder actuar ante las demandas que existen”, señaló Bogado.

Por otra parte, la titular del SUTEBA Quilmes, Débora Procaccini señaló que la Municipalidad «hace inauguraciones para las fotos, vemos que no hay mantenimiento ni reparación de los edificios más antiguos. Luego de estos últimos 15 días de lluvia, ha saltado a la vista la ineficacia en los arreglos que se han realizado, que eran parches, porque los techos se han vuelto a llover de una manera muy grotesca.» Para dar ejemplos la delegada detalló que «en la escuela N° 78, en la secundaria N°26 hemos visto cataratas de agua. En la primaria N° 39 del río de Quilmes hay un problema grave porque la escuela no está conectada a las cloacas, las napas se saturan y los pozos ciegos rebalsan constantemente. Luego del feriado largo del primero de mayo, en esta escuela tuvimos detectados 44 casos de sarna; en la Secundaria N° 26 de Solano, los bomberos tuvieron que clausurar el baño de la escuela secundaria de la cantidad de agua que entraba y las paredes estaban electrificadas.»

Débora Procaccini

A su vez Procaccini expresó que «Nosotros tenemos cierta persecución para que los docentes no hablen con los medios, pero muchos docentes ya se hartaron y empezaron a denunciar.» Además señaló que «La semana pasada vimos en un acta la firma de un arquitecto de la DPI que recomendaba en el libro de actas de la escuela N° 78 de Bernal oeste que se suspendan las clases los días de lluvia. Una cosa inédita.»

«También queremos denunciar que el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires hace más de seis años que no invierte en las escuelas de la provincia. Al surgir el fondo educativo que se da desde Nación a  los municipios, la DPI se ha desligado de la mayoría de los arreglos,  sólo se encargan de arreglos grandes», aseguró Procaccini.

Con respecto a la cuadrilla  con la que el Consejo Escolar cuenta para realizar arreglos urgentes en las escuelas, Porcaccini aseguró que se trata de «entre diez y doce trabajadores auxiliares que no tienen ni herramientas, ni movilidad, ni cobertura de ART. Podría estar funcionando».

 

Escrachados

La semana pasada, el director de Cultura y Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny, fue escrachado cuando ingresaba a un local partidario en Avellaneda acompañado de otros funcionarios, incluidos los intendentes Néstor Grindetti y Martiniano Molina, para dar una charla sobre la educación del futuro. Estudiantes y educadores enfurecidos por la falta de obras en las escuelas y de una paritaria nacional los esperaron con cánticos y carteles de repudio a las políticas que vienen llevando adelante en materia educativa.

Cabe destacar el perfil del responsable de la educación de las y los jóvenes bonaerenses, Sánchez Zinny, mano derecha de Esteban Bullrich, quien no cuenta con estudios universitarios en materia educativa. Graduado en la Universidad privada de San Andrés, con un posgrado en políticas públicas, Zinny tiene un perfil claramente empresarial alejado de las necesidades educativas de lxs bonaerenses.

Uno de los proyectos incorporados por Sánchez Zinny fue el que firmó en junio de 2016 para incorporar a la Fundación «Enseña por Argentina» a la matricula oficial a través del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET) y crea la figura del “codocente», jóvenes sin formación pedagógica que cobran un tercio del sueldo legal docente y que ya inundaron las aulas porteñas. Muchos gremios nacionales señalaron a esta política como la «tercerización y precarización» del trabajo docente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here