El Municipio de Quilmes trabaja en el ordenamiento del tránsito

0

El Municipio de Quilmes se encuentra trabajando para lograr una mejor y más segura circulación en las calles del centro de la ciudad, disponiendo medidas relativas a la utilización del espacio público, procediendo a acarrear los vehículos que se encuentren estacionados en lugares prohibidos, fiscalizando los límites de velocidad permitidos y constatando las diferentes faltas en que incurran quienes conduzcan vehículos automotores. 

Desde la Subsecretaría de Emergencia, Protección Civil y Tránsito se está avanzando en el ordenamiento como una política pública centralizada e integral que apunta a dejar atrás mecanismos descoordinados, con superposición de tareas y sin planificación estratégica, tal como se encontró esta área.

Según la normativa municipal, provincial y nacional, no se encuentra permitido estacionar durante las 24 horas en los lugares que afecten la seguridad, la visibilidad, fluidez del tránsito y en todo lugar que así se señalice mediante cordones de color amarillo y/o con cartelería indicativa de “prohibido estacionar”. 

Además, se recuerda que no se encuentra permitido aparcar sobre las sendas peatonales, rampas, diez metros antes o después de las paradas de colectivos, frente a hospitales, escuelas o dependencias públicas, cines y teatros (en horas de funcionamiento), lugares reservados para carga y descarga y entradas de garajes, entre otros. 

En todos estos casos, si existe incumplimiento de cualquiera de las normas, se podrá proceder al acarreo del vehículo a instalaciones municipales. 

Por su parte, el límite máximo de velocidad en las calles de Quilmes es de 40 km/h; mientras que en las avenidas es de 60 km/h. 

A su vez, se establecen como faltas graves, conducir en estado de intoxicación alcohólica, estupefacientes u otra sustancia que disminuya las condiciones psicofísicas normales; dificultar la detención de los transportes públicos y de emergencia en los lugares reservados; no estar habilitado para conducir determinados vehículos o carecer de la documentación exigible; circular sin las chapas patentes o sin seguro y fugarse o negarse a presentar la documentación solicitada, entre otras. 

En tanto, se recuerda que está prohibido conducir cualquier tipo de vehículo con valores superiores a los 500 miligramos de alcohol por litro de sangre (0,5mg/l). La medida se agudiza para los conductores de motocicletas o ciclomotores, ya que el máximo permitido de 200 miligramos de alcohol en sangre (0,2mg/l). Mientras que para vehículos destinados al transporte de pasajeros, de menores y de carga, no se admite la presencia de alcohol en sangre (tolerancia cero), quedando prohibida su circulación.