Castagnini: “En 2018, el gobierno deberá tener un cuadro tarifario anual”

0
Las elecciones pasaron y el mapa político se definió para cerrar el año 2017. El oficialismo validó su gestión y será cuestión de tiempo avizorar cómo impactará el nuevo escenario político en las decisiones de gobierno. En ese sentido, la inflación, el aumento de tarifas y la reactivación de la economía son temas centrales para el desarrollo nacional. Castagnini cree que “el 60% de los sectores industriales han dejado de caer, luego de 12 meses consecutivos de caída” y entiende que hay signos de recuperación.
“Hay sectores que crecieron muy bien, como el plástico y los químicos, pero han decrecido los productos alimenticios. En eso no se ve una reactivación del consumo”. Castagnini afirma que la industria del  juguete mejoró su producción porque “no se importó tanto como en 2016”. Sin embargo, reconoce que el alza alcanzada es baja comparándola con años anteriores. “Es alza comparada con el mes anterior”, afirma el presidente de la UIQ.
Por otra parte recuerda que “el gobierno previo una inflación del 17% para éste año, pero ya estamos en 18% y vamos a terminar con un 25% anual”. Castagnini afirmó que la inflación en 2016 fue del 43%, lo que generó una recesión de 21 meses consecutivos de caída de la actividad productiva.
“La obra pública le dio un dinamismo a la economía muy fuerte. El gobierno invirtió dinero para hacer obras y el mercado productivo que rodea a la construcción se activó”, expresó el dirigente industrial quilmeño. Pero destacó que entre los rubros que no mostraron mejoras se encuentra la industria automotriz,  la siderurgia y las refinerías de petróleo. Estas ramas de la industria han decrecido, según Castagnnini.
“Nosotros creemos que si 2017 sigue así, en 2018 las inversiones privadas van a aparecer”
Al referirse al futuro cercano de la actividad, Castagnnini cree que hay un panorama bueno pero con complicaciones. Entiende que deben redactarse normas jurídicas seguras, para garantizar al inversor la rentabilidad de la inversión. A su vez, afirma que la industria del juicio y la implicancia de los juicios laborales para una pyme, como también la alícuota de la ART, son problemas  normativos que deben corregirse. “Si las LEBACS siguen dando una tasa de interés alta, lo más fácil para un inversor va a ser apostar al sistema financiero en vez del productivo”, afirma Castagnnini.
“El gobierno debe enderezar el rumbo y comenzar a ser un espacio de crecimiento económico y actividad industrial porque si le va bien al gobierno, nos va bien a nosotros. En ese sentido, nos va a encontrar siempre colaborando pero también le estaremos diciendo que hay cuestiones que modificar, por ejemplo, la regulación tributaria, que es muy grande”. También entiende que hay que trabajar sobre la reforma laboral y el ausentismo, entre otras demandas, para lograr un rendimiento positivo en la industria.
Respecto al futuro aumento de las tarifas en los servicios públicos, Castagnini entiende que “se está cumpliendo a raja taba, el cuadro tarifario que se proyectó para éste año”. A su vez, afirmó que “el aumento del combustible del lunes pasado será trasladado a los precios porque el combustible es un insumo central en la actividad industrial”. Pero también reconoce que el ajuste tarifario de éste año no fue aplicado de manera correcta, ya que cree que una segmentación de la actividad productiva es necesaria para la aplicación de un cuadro tarifario adecuado a cada rama industrial. “Las tarifas es todo un tema que hay que discutir con el gobierno”, afirmó Castagnini, que entiende que desde las cámaras de la industria de la provincia harán el reclamo correspondiente. “En 2018, el gobierno deberá tener un cuadro tarifario anual”, expresó  el dirigente de la industria quilmeña.

Tasas municipales

Al referirse a lo local, Castagnini pretende entrar en conversaciones con le gobierno para revisar algunas tasas tributarias, como por ejemplo, la tasa de seguridad e higiene y la tasa SUM (Alumbrado, barrido y limpieza). “Hay que ensanchar la base de contribuyentes y no recaer sobre los que pagan”, expresó. A su vez, entiende que “si se ensancha la base de contribución no se desfinancia el Estado  y se hace más justo sobre los que pagan”.

“La tasa SUM  para una industria que tiene más de 1500 mts. cuadrados se le triplica y no se sabe porqué”, afirmó el dirigente. “Espero discutir éste año con el municipio estas cuestiones porque no se pueden poner los impuestos municipales, provinciales y nacionales que quieran, porque si el empresario  pyme no puede pagarla, es un problema”, concluyó Castagnini.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here