Kicillof tiene su Ley Impositiva a costa de haber resignado unos $4.000 millones de recaudación

0

La Legislatura bonaerense sancionó la Ley Impositiva 2020 después de numerosas negociaciones entre el oficialismo y la oposición. Los cambios en la iniciativa significarán unos 4.000 millones de pesos menos en recaudación. El gobernador acusó al macrismo de desfinanciarlo.

Por Pablo Lapuente.


El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, pudo sortear su primera gran prueba legislativa al lograr la sanción de las reformas impositivas para este año. Aunque el objetivo no contentó del todo al oficialismo. Es que durante la antesala de las negociaciones en el Senado debió resignar unos 4.000 millones de pesos en recaudación por las presiones del macrismo.
Se trata en total de ocho modificaciones que a criterio del Frente de Todos significa “defender a los sectores más concentrados”, pero que fueron necesarios en el debate parlamentario para obtener su aprobación.

Twitter del gobernador bonaerense Axel kicillof


En cuanto al Impuesto Inmobiliario se modificó la base imponible de las viviendas para que menos propiedades se encuentren incluidas en el aumento del 75%, el más alto de la escala. Además, quienes paguen el impuesto de forma anual tendrán un descuento del 25%, por lo que quedarían por debajo de la inflación de 2019.


También hubo una reducción del 50% en los valores de la «sobretasa» a la actividad portuaria, un impuesto solo aplicable a 2020 que grava con montos fijos la carga y descarga en terminales portuarias.


Finalmente, hubo marcha atrás con el aumento de la alícuota de Ingresos Brutos para las actividades profesionales y otro punto en disputa fueron los esfuerzos de Juntos por el Cambio por “reducir la tasa de ingresos brutos para los operadores de cable”, lo que significa ni más ni menos a ojos del oficialismo que un guiño al Grupo Clarín.


Tras la aprobación, el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica bonaerense, Augusto Costa, aseguró que «la oposición pensó más en los sectores de altos ingresos que en darle al Estado los recursos que necesita para atender las prioridades».
Para el funcionario de Kicillof, los cambios introducidos por Juntos por el Cambio «implican 4.000 millones de pesos menos de recaudación, lo que se traduce en 4.000 millones menos para atender las emergencias y urgencias de las urgencias».


Esta realidad incluso puso en jaque otras negociaciones del Ejecutivo. Por caso la discusión paritaria con la Asociación de Trabajadores del Estado que vienen exigiendo un aumento similar como el que se otorgará a nivel nacional.
Aún así fuentes en la Gobernación aclararon que pagarán el “bono” a los estatales, pero que aún buscan “cómo financiarlo”.


El respaldo de los y las intendentas

Algunos de los jefes comunales de la provincia de Buenos Aires salieron a respaldar la sanción de la iniciativa, como la de Quilmes, Mayra Mendoza, al remarcar que de esta manera el gobernador podrá “resolver los problemas de los y las bonaerenses y poner a la provincia de pie”.


Su par de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, se refirió en estos términos al proyecto, aunque también apuntó contra los dirigentes del macrismo al asegurar que “es inaceptable la actitud irresponsable de los intendentes de Cambiemos, que se dedicaron a hacer lobby y no defendieron a sus vecinos y vecinas”.
“En Buenos Aires viven 17 millones de personas. Cambiemos gobernó 4 años para tres o cuatro vivos que se hicieron multimillonarios y por eso perdieron en las urnas. Es lamentable que hoy, siendo oposición, continúen propiciando un modelo que genera pobreza y exclusión”, añadió el Jefe Comunal del Frente de Todos.