Kicillof describió la pesada herencia de Vidal y anunció que renegociará la deuda de corto plazo

0

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, acusó a su antecesora, María Eugenia Vidal, de dejarle una deuda en dólares con vencimientos en el corto plazo “insostenible” y anunció que renegociará con los acreedores. De acuerdo a sus funcionarios, el Gobierno podría saldar responsabilidades en mayo.


El mandatario del Frente de Todos deberá sortear su primera dificultad económica. De acuerdo a estimaciones propias que lanzó, y a la que ratificaron varios de sus ministros, el panorama es más complejo de lo que habían manifestado durante la transición de gestión con Juntos por el Cambio.

“Así, medida en su totalidad en pesos, se multiplicó por cinco. Por eso decimos que la ex gobernadora fue la mejor alumna Mauricio Macri”, Axel Kicillof.


Es que los números que manejan desde el Gobierno no son nada alentadores. Según estadísticas de la Provincia, la deuda pasó de 9.362 millones de dólares en diciembre de 2015 a 11.263 millones de dólares en 2019.


Además, según precisó Kicillof la parte de la deuda en moneda extranjera creció del 57% al 82%. “Así, medida en su totalidad en pesos, se multiplicó por cinco. Por eso decimos que la ex gobernadora fue la mejor alumna Mauricio Macri”, remarcó el ex ministro de Economía de Cristina Fernández.


Asimismo, el economista precisó que “los vencimientos se concentran en los cuatro años” de los mandatos que le corresponden a su gestión, y que “cuando asumió Vidal tuvo que afrontar durante su mandato vencimientos por 5.400 millones, mientras que en el período 2019 a 2023 vencen 8.800 millones de dólares”.

El gobernador reunido con el presidente Alberto Fernández.


«La idea es poner en frecuencia el tratamiento de la deuda con lo que sucede a nivel nacional», enfatizó Kicillof y, a la vez, consideró que «el problema no es este bono (por los 250 millones de dólares que vencen el 26 de enero y que anunció que renegociará con los tenedores) sino los 8.880 millones de dólares que caen este año, que es una carga desmesurada para el Presupuesto».


Según pudo saber CPB Noticias, la administración bonaerense evitará a toda costa entrar en default. De hecho, a través de su ministro de Economía, Pablo López, remarcó que buscarán correr el vencimiento del 26 de enero al 1 de mayo con la idea de pagar de “manera moderada y responsable”.


Por otra parte, desde el entorno de Vidal salieron a responder sobre la pesada herencia que dejaron. Sobre todo en el punto que remarca que el bono que Kicillof no podrá pagar en tiempo y forma lo tomó Scioli nueve años atrás. Si bien es cierto desde el actual Gobierno se defienden al detallar que, por un lado, Vidal no dejó los recusos para afrontarlo y que, por el otro, duplicó la deuda total.


De esta forma, el dirigente kirchnerista buscará postergar la cancelación de los 250 millones de dólares, y pagar sus intereses, cerca de 25 millones de dólares, una estrategia que también utilizará el presidente de la Nación, Alberto Fernández, con la deuda que le dejó Mauricio Macri.


Por supuesto que no son las únicas dificultades que expuso el Ejecutivo en tan sólo un mes de gestión. De hecho, el 20 de diciembre pasado logró que la Legislatura bonaerense le aprobara un paquete de leyes de emergencia social, económica, productiva y energética, que se suman a las emergencias en materia de seguridad pública, política y salud penitenciaria, infraestructura, hábitat, vivienda y servicios públicos, administración y tecnológica, que venían arrastrando desde el Gobierno anterior.


Las emergencias permiten a Kicillof reasignar partidas, congelar el tarifazo que ordenó Juntos por el Cambio por 180 días, rescindir contratos, renegociar deudas con tenedores de bonos y proveedores, y poner en marcha programas de renegociación de deudas impositivas de microempresas.


Ahora, habrá que ver los próximos pasos a seguir, más teniendo en cuenta los próximos vencimientos de deuda heredados. Economistas comentaron a este medio que creen que el gobernador logrará sortear de buena manera esta dificultad y que evitarán el defaut para poder renegociar con los demás bonistas y abrir el mercado internacional.