“Trabajar, trabajar y trabajar para que Quilmes salga adelante”

0

Mayra Mendoza es la candidata del Frente Todos para la intendencia local. CPB conversó algunos puntos de cara a las próximas elecciones del 27 de octubre.

¿Qué crees que vas a tener que hacer como primer medida, en caso que seas electa intendenta?

La prioridad es que el hambre no vuelva a ser protagonista en la ciudad. Hay cientos de familias que no tienen cubiertas las cuatro comidas diarias y si nos toca la responsabilidad de gobernar, a quince días de haber asumido tenemos las fiestas de fin de año. Es triste decirlo pero tenemos que ocuparnos que cada familia pase el mejor momento posible y que no le falte nada para compartir. Sabemos que serán años difíciles lo que vienen y que la reactivación de la economía nos va a llevar un tiempo. Por eso, vamos a trabajar fuerte para garantizar de inmediato la alimentación. La verdad que es una vergüenza que el intendente, Martiniano Molina, tenga aprobada por unanimidad la ordenanza que declaró la emergencia alimentaria en Quilmes y al día de la fecha, no se sabe dónde está la plata.

¿Te ves ganadora?

No nos vemos ganadores pero es cierto que tenemos posibilidades. El resultado de las PASO, donde nuestra lista compitió con otros cinco candidatos, dejó a la fuerza política de Alberto Fernández y Cristina con un volumen importante de votos. La sumatoria de todas las listas dio 189 mil votos frente a 115 mil que sacó Juntos por el Cambio. En ese sentido, entendemos que quienes votaron a otros candidatos del Frente Todos reconocen una opción política, un proyecto político, distinto al que conduce Macri, Vidal y Martiniano en la ciudad. Sabemos que en política nada es lineal ni matemático pero confiamos en la decisión del electorado quilmeño y creemos que nos van a dar la posibilidad de gobernar la ciudad. Será una responsabilidad muy grande, si así sucede.

¿Qué pensas de la gestión de gobierno municipal?

Creo que analizar la gestión de Martiniano sin considerar que él fue producto del proyecto político de Macri y Vidal es un error. Te digo esto porque creo que Molina fue el mejor alumno de Macri y Vidal. Durante su mandato no hubo orden que bajara de la provincia o negociado que trajera Nación, al que Martiniano se opusiera. Las ordenanzas del Pacto Fiscal o la modificación de los proveedores del Servicio Alimentario Escolar, antes abastecido por pymes quilmeñas y ahora en manos del Grupo L dan cuenta de eso. Y el ejemplo más potente es el Metrobus, una obra importada de la CABA que poco tiene que ver con la realidad de los bonaerenses. Y no es que estamos en contra del Metrobus, lo que decimos es que hay otras prioridades como para invertir 1400 millones de pesos en un carril exclusivo de colectivos. Encima está mal hecho y las últimas lluvias lo dejaron en evidencia. Hemos recorrido la zona y los barrios linderos hacia el oeste se inundaron cuando antes no sucedía.

Martiniano dice que hizo 300 obras y que en Quilmes no se hizo nada en 30 años, ¿Qué pensas?

El intendente parece que fue él quien inventó la ciudad. La verdad que es una falta de respeto a quienes se ocuparon de gobernar la ciudad desde la democracia hasta hoy. Pueden gustarte más o menos las gestiones y son las elecciones, las que rectifican o no a un gobierno. Me parece que es un exceso de su parte, “ningunear” otras gestiones. Además es falso, porque te doy un ejemplo: los bajovías o el polideportivo que hizo por la mitad, no fueron proyectos de él sino de otra gestión. Y las obras hidráulicas de Villa Alcira y Villa Luján tampoco la planificó su gobierno. Pero me preguntaste por las 300 obras y a mí también me gustaría preguntarle al intendente dónde están esas 300 obras.

En caso de ser electa, vas a ser la primer mujer que administre la cosa pública en la ciudad, ¿Eso significa que tu gestión puede tener otra impronta, por lo menos diferente a lo conocido?

Si te digo que ser mujer es igual que ser hombre, en cualquier ámbito de la vida ya es diferente a priori, y en política eso se exacerba un poco más, por decirlo de alguna manera. El hecho objetivo que Quilmes nunca fue gobernada por una mujer hace a la situación particular pero tengo la tranquilidad de estar dispuesta a trabajar, trabajar y trabajar para que Quilmes salga adelante. Mis ocho años como diputada me hicieron crecer y la tarea de construir una fuerza política en el territorio que nos permita posicionarnos como una opción gobierno, en un distrito tan complejo como Quilmes, me dan la fortaleza necesaria. Porque todo esto que te digo no fue producto de mi trabajo, sino que es la confianza construida a lo largo del tiempo con compañeros y compañeras de todos los barrios que me brindaron su confianza. Esa es la fuerza que tengo para encarar la gestión y poner a Quilmes en el lugar que nos merecemos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here