Sin micros para las escuelas especiales

0

El Consejo Escolar de Quilmes dejó sin micros a los estudiantes de las escuelas especiales de la ciudad. Son siete establecimientos donde estudian cerca de 300 chicos y chicas con capacidades diferentes, por lo cual deben recibir una formación específica. Sin embargo, el gobierno municipal “se olvidó” de contratar un servicio de transporte público que pueda trasladarlos a sus respectivas escuelas. Las familias que pueden movilizarse no perdieron días de clase pero aquellas que no tienen movilidad, al día de hoy no tuvieron clases por la falta de los micros.

En Quilmes hay siete escuelas especiales distribuidas en todo el distrito. La 501, 502, 503, 504, 505, 506 y 507. Allí asisten niños y niñas con alguna discapacidad y esa situación determina que deben recibir una educación especial. Son siete establecimientos que albergan a cerca de 300 niños. Por eso, las vacantes se distribuyen según la modalidad de la discapacidad, y en ese sentido el sistema de transporte se torna indispensable en estas escuelas.

La ciudad es grande y los chicos deben tener instituciones educativas que les garanticen el derecho al acceso a la educación. En este caso, quienes concurren a escuelas públicas lo hacen porque no pueden afrontar los gastos que significan enviar a sus hijos a una escuela especial privada, quienes suelen trabajar con obras sociales. En ese sentido, el Estado debe garantizar  que aquellas familias que tengan dificultades económicas para mandar a sus niñes a la escuela, puedan hacerlo sin perjuicio alguno.

Sin embargo, el gobierno de Martiniano Molina volvió a cometer una nueva impericia que dejó sin clases a los chicos de las escuelas especiales de nuestra ciudad.

Danilo Dángelo

El problema es que desde el Honorable Consejo Escolar (HCE) no previeron que las escuelas necesitaban del transporte. La Dirección de Provincial de Consejos Escolares hizo una observación a la empresa prestataria del servicio, del titular José Martínez, quien brindó el transporte escolar hasta diciembre del año pasado. Si bien no existe documentación alguna que acredite dicha observación, la información fue trasmitida de manera informal por el presidente del Consejo Escolar, Danilo Dángelo. La falta de administración derivó en una contratación deficiente hasta tanto no se vuelva a convocar a una nueva licitación. Mientras tanto, hay pibes y pibas que se quedaron sin educación.

 La falta de transporte para las escuelas especiales no es nueva pero la diferencia con gestiones anteriores es que una situación como esta, de dejar sin clases casi dos meses a los chicos es inédita. Si ocurrió que hubo atrasos en los pagos y las empresas suspendían los viajes hasta que aparecía el dinero. Lamentablemente, en el país existen prácticas clientelares vinculadas a la política que llegan a extremos tan oscuros como los de dejar sin educación a chicos especiales.

Débora Procaccini es titular de Suteba Quilmes y fue quien, junto a un grupo de madres y padres se acercaron hace unas semanas atrás al Consejo Escolar para saber el motivo de la falta de micros para los chicos. En ese momento, Danilo Dangelo, presidente del HCE, dijo que en 48 horas se resolvería el conflicto. Había manifestado que el problema era que la empresa que ofrecía el servicio fue observada por el gobierno provincial y sugirieron (al gobierno municipal) contratar a otra empresa.

Débora Procaccini y Franco Bogado

El Consejo Escolar llamó a licitación pero ninguna empresa se presento. Fue entonces que decidieron realizar una contratación directa para solucionar la falta de transporte hasta tanto se convoque a una nueva licitación. Por lo tanto, la particular Miriam Martínez, se comprometió a brindar servicio hasta el 30 de abril, pero no duró ni una semana en el cumplimiento del compromiso asumido. La empresa decidió retirarse sin cobrar un solo centavo del servicio prestado por dos días. Cabe destacar que en esos dos días, el servicio no cumplió con lo pactado, que era cubrir todo el circuito de los chicos y llevaros a sus respectivas escuelas.

“Nunca se resolvió el problema de los micros. Tuvimos un contrato provisorio hasta tanto se lograra la nueva contratación pero quedó sin efecto, y desconocemos el motivo del abandono del servicio. Entendemos que lo hicieron porque no podían garantizarlo”, explicó Procaccini. Además, agregó que en el gobierno “no conocen ninguna empresa y nos pidieron a nosotros que busquemos una. Mientras tanto los chicos de las escuelas especiales no tienen clases desde marzo”.

Otro de los problemas es que no todos los chicos no tienen el certificado de discapacidad que les permite obtener descuentos en el trasporte público. También, hay chicos que tienen certificado pero no pueden viajar solos y eso significa más dinero para el traslado. Ante esta situación de aumentos en el trasporte, la secretaria de Suteba afirma que “hay chicos que dejaron de ir porque se les hace difícil afrontar el boleto de colectivos”. Si bien es cierto que hay dos escuelas que tienen una combi, el resto no tienen forma de trasladarlos a todes. “Es una vergüenza que en un distrito de la provincia de Buenos Aires no empiecen las clases”, dijo Débora.

Al momento de hoy, los micros no están y desde el Honorable Concejo Deliberante realizaron un pedido de informe los concejales de la oposición, el cual fue aprobado. Por lo pronto, las promesas del presidente del HCE, Danilo Dángelo cayeron en saco roto y son las familias quienes se organizan para poder trasladar a sus hijos a l escuela. Aún así, hay muchos que se quedan sin poder llegar porque no alcanzan los autos para trasladarlos. Es la solidaridad de las familias quienes asumen las falencias de gestión. Luego de tres años, el gobierno municipal y la falta de coordinación con la provincia, golpea, una vez más, donde más se necesita de la ayuda del Estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here