Secuelas de la elección: Molina, corte y después

0

Con una fuerte campaña publicitaria en redes sociales, portales de noticias y en videos de youtube, Molina recuperó 30 mil votos respecto a la elección del 11 de agosto. Aún así, no logró alcanzar a Mayra Mendoza, que superaba el 49% del padrón electoral.

Las elecciones generales del 27 de octubre dejaron al descubierto las preferencias políticas del electorado quilmeño. Si bien la polarización inclinó a casi el 90% del electorado entre dos fuerzas políticas, el corte de boleta que impulsó el gobierno con una fuerte campaña en redes sociales y portales de internet, lograron recuperar y sostener la base electoral del intendente Martiniano Molina.

En las PASO de agosto pasado, Juntos por el cambio cosechó 114.823 votos (32,92%), según el conteo definitivo. En las generales de octubre alcanzó 144 mil votos (43,16%) en el escrutinio provisorio. Es decir, hubo más de 30 mil electores que se inclinaron por el intendente Martiniano Molina respecto a la PASO. Éste dato debe considerarse puesto que en 2015, luego de alzarse en las PASO de ese año con un escaso 28,78% del electorado (87.282 votos), le alcanzaron para superar al ex intendente Francisco “Barba” Gutiérrez por más de 12 puntos porcentuales, en las generales posteriores. En aquella ocasión, Martiniano fue el intendente más votado de la historia con más de 146 mil votos.

En ese momento logró ampliar su base electoral en más de 59 mil votos respecto al 28,78% alcanzado de la PASO 2015. Y si tomamos como referencia el resultado de las elecciones de 2017, la boleta de Cambiemos alcanzó 144.150 votos (40,62%), número equiparable al recuento provisorio mencionado en el párrafo anterior. En aquella ocasión, Guillermo Galetto fue el candidato de Molina que encabezó la lista a concejales.

Los números demuestran que Martiniano Molina logró afirmarse como dirigente político, situación que amerita mayor observación si se contempla que fue un candidato a pedido y medida del asesor ecuatoriano, Durán Barba. Quien conoce a Martiniano sabe que nunca se dedicó a la política y que su exposición mediática logró posicionarlo con facilidad en el escenario local. No es descabezado ni mucho menos, reconocer que para hacer y ejercer política no alcanza con ser conocido, ni aún con tener carisma, condiciones reunidas por el destacado cheff. Sin embargo, el capital político que ostenta Molina no es nada despreciable. Será cuestión de tiempo comprobar si el saliente intendente seguirá al frente del espacio político que lo llevó a la intendencia o volverá a sus actividades habituales anteriores al estrellato político.

El peronismo y las complejidades del caso

La ganadora de todas las batallas se llama Mayra Mendoza y es la próxima intendenta de la ciudad. Porqué decimos que es la ganadora de todas las batallas. Porque logró superar todo tipo de prejuicio impuesto en la dinámica donde se desarrolla la política. No es intención de éste artículo hablar al respecto pero, por lo menos, vamos a mencionar que rompió con la historia y es la primer intendenta mujer. Otro dato es su pertenencia a La Cámpora, organización creada por Néstor y Cristina Kirchner, más aún con la demonización ejercida por los grandes medios hacia la agrupación de Máximo Kirchner. En Quilmes, quedó demostrado que no hay “kukos” respecto a la agrupación kirchnerista. Y en tercer lugar, podemos mencionar la particularidad de la elección local y la composición del peronismo en la ciudad. Una muestra efectiva de eso fue la interna efectuada en agosto, donde hubo seis listas en el Frente de Todos.

En ese sentido, lo destacable de Mayra fue lograr la unidad del peronismo, porque la fragmentación del peronismo no es un escenario sencillo de afrontar. Aún así, Mayra Mendoza ganó la interna con el 54% de los votos en la PASO y pudo cosechar más del 80% de los votos del frente Todos, en las generales de octubre. Es decir, en la interna hubo 189 mil personas que eligieron a algún candidato del espacio peronista y para las elecciones generales, el conteo provisorio dio que 166.243 electores la eligieron a ella. Mayra amplió su base electoral en casi 60 mil votos, respecto a la PASO que la consagró candidata. Si bien el escrutinio definitivo de la elección general estará en los próximos días, estos datos permiten observar las inclinaciones políticas de la ciudadanía hacia las dos fuerzas políticas mayoritarias de la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here