Rezo por vos (FMI)

0

Luego de los anuncios emitidos por el presidente Mauricio Macri, la economía argentina está cada vez más dependiente del endeudamiento con los organismos de crédito internacionales. El aparato productivo se desmorona y cae el consumo. La inflación no cesa y no existen mecanismos de defensa, más que pedirle plata al FMI. La situación es cada vez más delicada y según expresó el presidente, “ésta es la última crisis”. Sin embargo, no hay indicios de mejoras, inclusive, desde los pronósticos del propio FMI. Quedará afrontar el último cuatrimestre del año rezándole al mercado para que se apiade de nosotres, porque “el gobierno ya entregó la economía real”, afirmó Santiago Fraschina, director de economía de UNDAV.

La economía argentina atraviesa el peor escenario desde que Cambiemos llegó al poder. Las medidas tomadas hasta el momento sólo dieron como resultado ganancias millonarias para los sectores concentrados de la economía, como los agro exportadores, los bancos y las mineras. Por el contrario, las medidas tuvieron impacto negativo en amplios sectores de la sociedad, incluso, aquellos que creyeron que el “cambio” era para mejor.

Las razones para la implementación de las medidas fueron la reducción del déficit fiscal, es decir, el Estado destina más recursos de los que ingresan. Sin embargo, el déficit de 2015 avalado por el FMI fue de 2,3% del PBI. Pero desde el gobierno, en ese entonces, el ministro Prat Gay, afirmó que el déficit fue de 7 puntos. ¿Dónde estaba la diferencia? En el método de cálculo. Otro dato otorgado por el organismo internacional indicó que de 188 países, sólo 18 obtuvieron superávit y 34 lograron superávit primario. A su vez, la economía nacional creció 1,5% en 2015, según el organismo.

Luego llegaron las medidas que deberían haber corregido el déficit pero el costo social fue elevado. En 2016 se liberaron los controles cambiarios y la inflación llegó al 42%. Comenzaron los despidos y el aumento de las tarifas. Todas medidas que deberían achicar el déficit pero sin embargo, el año cerró con 4,6%. Cabe mencionar que el gobierno modificó el método de medición respecto al utilizado por el FMI. Los números casi cerraron sobre los 4,8 puntos proyectados en el presupuesto pero cientos de miles se quedaron sin trabajo y el salario se achicó.

En 2017 la economía creció 3% del PBI impulsada por la obra pública que acompañó la campaña electoral. Se crearon puestos de trabajo pero no se recuperaron los perdidos. Desde el sector pyme denunciaron que se perdieron 70 mil puestos de trabajo registrado. Hoy son más de 120 mil. Sin embargo, el presidente Mauricio Macri afirmó en su discurso del lunes pasado que “la economía creció casi dos años seguidos, bajamos la pobreza y creamos cientos de miles de puestos de trabajo”. El déficit fue del 3,9% del PBI. Aún así, se redujo el poder adquisitivo y la desocupación alcanzó los dos dígitos.

Los datos del presente

Según estimaron en el presupuesto 2018, ese que llegó de la mano del “Pacto fiscal” con las provincias y la reducción de las jubilaciones, el déficit estaba estimado en 3,2% del PBI. También se proyecto una inflación de 10% que en pocos días pasó a 15% y que hoy ya supera los 30 puntos. A su vez, el FMI contradijo al gobierno al afirmar que la economía argentina crecerá 0,4%, muy lejos de lo estimado por el gobierno, en 3,2% del PBI.

Los anuncios

Después de grabar un video para anunciar las medidas que tomará el gobierno, Mauricio Macri dio por cerrada la proyección económica y financiera hasta fin de año. Acuso al gobierno anterior, a la crisis en Turquía y Brasil, a la guerra comercial de EE.UU con China y los cuadernos de Centeno, como ejes de la última disparada del dólar, lo cual puso a la divisa norteamericana en el vórtice de los 40 pesos.

 

Volverá a subirle impuestos al agro (los que quitó a principios de su gobierno) y volverá a ajustar la inversión del Estado. Con lo cual, seguirá el impacto negativo sobre el conjunto de la población, puesto que según informó, reducirá a la mitad los ministerios: Entre ellos, salud y trabajo. Aunque no se dieron precisiones, hubo rumores que dejaron deslizar desde el gobierno durante el fin de semana. Luego de dos años de estas medidas, los resultados se pueden prever. Sólo es cuestión de tiempo.

Déficit cero para 2019

Cuesta creer que los pronósticos enunciados por el equipo económico del gobierno logren los supuestos propuestos. Y a la vista están las razones que deducen el razonamiento. Sin embargo, el ministro de hacienda, Nicolás Dujovne, expresó en la conferencia posterior a los anuncios presidenciales que “vamos a salir con una situación fiscal sólida y dar los pasos hacia el desarrollo y derrotar la pobreza”, en referencia a las medidas a implementar. El objetivo es lograr déficit fiscal cero para éste año. El costo de esa ecuación es recesión, despidos y más pérdida del poder adquisitivo.

“Queremos estar totalmente protegidos ante cualquier cambio adicional de las condiciones financieras internacionales”, dijo y desplegó el cuadro de medidas a implementar (ver recuadro). Por otra parte, Macri anunció que “debe ser la última crisis”, en referencia a la subida del dólar, que en diez días subió más de un 30%: de 29 pesos al 15 de agosto hasta los $41 de la última semana del mes pasado.

 

Fuente: Ministerio de hacienda

 

“El modelo está terminado”

Santiago Fraschina, economista y director de la carrera de economía de la UNDAV (Universidad Nacional de Avellaneda), expresó que “el modelo está terminado y lo que hicieron fue darle un respirador artificial a este  modelo económico con el único objetivo de pagarle la deuda al sistema financiero. El FMI sólo quiere prestarle a Argentina para que después se la lleven los bancos”. La lectura de Fraschina es rotunda porque cree que “nos van a llevar a un proceso de estanflación creciente (inflación más desempleo) y caída de la producción, con una situación financiera delicada que puede explotar en cualquier momento”.

La culpa es de los cuadernos

Entre las explicaciones que brindo Macri sobre el descontrol financiero de los últimos días, dijo que fue producto de la crisis económica en Brasil y Turquía, la guerra comercial entre EE.UU y China, la sequia en el campo y los cuadernos de Centeno. Los cuales no fueron encontrados y sólo se conocen unas fotocopias. Al respecto, Fraschina entiende que “es falso y se puede comprobar fácilmente, porque en la última corrida de meses atrás se perdieron 15 mil millones de dólares, terminamos en el FMI y los cuadernos no estaban”.

Además, Fraschina entiende que el contexto internacional es igual para todos los países y sin embargo, “los únicos que fuimos al Fondo somos nosotros”. Atribuye un síntoma proveniente de la sequia pero que no debería tener un impacto como el sufrido por la moneda nacional. El déficit cero es una obsesión para el gobierno, sin embargo, nada asegura que alcanzarlo garantice un camino de crecimiento. Al respecto, Fraschina entiende que “el gobierno de Macri ya enregó la economía real. No le interesa la inflación, la desocupación ni la desindustrialización. Lo único que quiere el gobierno es terminar el mandato y para eso necesita conseguir la mayor cantidad de dólares posibles y por eso recurre al FMI. Lo que viene es más ajuste y un poco de inyección a los sectores más vulnerables para contener el estallido social”.

Restan 4 meses para llegar a diciembre. El gobierno sigue empecinado con reducir el déficit como si esa fuera la solución al hambre y la desigualdad que reina en el país. La recesión y la inflación tienen un reloj que mide la paciencia social y será esa, quizás, la última válvula de escape que permita terminar el año en paz, aún, con todos los retrocesos alcanzados”.

 

Verdadero o falso

Durante su discurso, el presidente Macri, expuso la mirada gubernamental de la realidad nacional. En todo el discurso grabado refirió a diversos temas que hacen a la cuestión económica y social de la micro y la macro economía. Le propusimos al Lic. Santiago Fraschina que conteste si es verdadero o falso algunas de las frases emitidas por el presidente.

  1. “Un Estado que gastaba mucho más de lo que recaudaba. No había reservas en el banco central y un montón de cepos en toda la economía. Ya no había reservas para sostener la economía”

Eso es engañoso. Primero porque desde 2008 anunciaron la crisis del kirchnerismo y nunca llegó. Y si el problema es el déficit fiscal, no podes empezar el gobierno bajándole las retenciones a los sectores agro exportadores de productos primarios. Ahí tenés recursos para bajar el déficit fiscal. Lo peor es que Macri agrandó el déficit fiscal. Ellos miran el déficit primario pero no hablan del déficit fiscal financiero, que es el que contabiliza la deuda externa. Ese déficit seguirá en crecimiento porque cada vez tenemos que pagar más”.

  1. “La economía creció casi dos años seguidos, bajamos la pobreza y creamos cientos de miles de puestos de trabajo”.

Falso. En 2016 no crecimos

Santiago Fraschina

. En 2017 si pero éste año y el próximo no vamos  crecer. Mauricio Macri en cuatro años de mandato sólo creció uno. Esto es un fracaso total.

  1. “Pronto vamos a tener energía abundante” en referencia a Vaca Muerta.

Falso. Lo que pasa es que se desploma el consumo interno de energía. ¿Por qué? Porque cada vez se produce menos y se consume menos. Porque cada vez está más cara y dejamos de consumir. Es por eso que vamos a exportar gas a Chile, porque se desplomó el consumo interno, tanto en la producción industrial como el domestico. Lo mismo que pasó en los 90. Y con respecto a Vaca Muera, no fue un descubrimiento de Mauricio Macri, sino que fue Cristina Fernández de Kirchner, aunque ahora se lo den a la Shell.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here