Quilmes: Escuelas sin gas no pueden retomar las clases

0

A casi 1 año de las muertes de Sandra Calamaro y Rubén Rodríguez, originada por un escape de gas en la Escuela 49 de Moreno, aún siguen inconvenientes en establecimientos educativos en la Provincia de Buenos Aires sin gas y Quilmes no es la excepción. 

Por Sergio González

Las autoridades de la Escuela Secundaria Nro. 37 de San Francisco Solano determinaron la suspensión parcial de clases por falta de calefacción en el edificio a partir del 2 de julio, ya que solo cuentan con 7 salones con estufas eléctricas. “Desde febrero de este año se presentaron diferentes reclamos al Consejo Escolar de Quilmes, presidido por Danilo D`angelo, pero hasta ahora no hemos obtenido una respuesta concreta”, así lo aseguraron desde Suteba Quilmes.

Y agregan: “El 13 de mayo se llevó adelante una jornada de protesta y en ese mismo momento se llevaron las bombas por la falta de agua, hasta el día de hoy no la devolvieron. Desde esa fecha la dirección ha realizado distintas gestiones mediante notas, reunidos personalmente con los responsables del área de Infraestructura, que han puesto en conocimiento a la Inspección y a la Jefatura del Distrito, pero tampoco hemos encontrado respuesta alguna”. Los docentes del establecimiento convocan a una asamblea el próximo miércoles a las 10 para dirigirse al Consejo Escolar con un escrito.

En el mismo sentido, la Escuela Primaria 52 de Ezpeleta Oeste también tiene sus clases suspendidas durante esta semana por pérdidas de gas. Ayer, los gremios de Suteba Quilmes y ATE Quilmes junto a la comunidad educativa se reunieron para tratar la grave situación ante la falta de respuestas del Municipio en relación al corte en el suministro de gas en el establecimiento, esto se debe a pérdidas de 9 estufas, 2 cocinas y 2 termotanques.

El próximo jueves 4 de junio se realizará una asamblea de la comunidad educativa para evaluar si hay respuestas y acciones que garanticen las condiciones dignas de enseñanza y aprendizaje. “Es inadmisible que los niños y los trabajadores de la educación no puedan recibir un plato de comida caliente, un mate cocido y mucho menos con estas bajas temperaturas. La inclusión, el clima escolar y los aprendizajes significativos sólo se logran si existe un Estado que lo garantice con hechos. El frío en los salones es muy intenso y no se puede ni aprender ni enseñar en estas condiciones”, afirmaron categóricamente desde Suteba. Son más de 700 alumnos, docentes y auxiliares en esta delicada situación. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here