Quilmes, ciudad de la basura

0

La secretaría de servicios públicos sufrió todo tipo de vaivenes a lo
largo de cuatro años de gestión municipal: conflicto por horas extras,
cambios de secretarios y basurales a cielo abierto en toda la ciudad.

Por Sergio González

Todo comenzó en diciembre de 2016, cuando el Ceamse no abrió sus
puertas un par de días en vísperas de las fiestas de fin de año. Y
aunque un servicio tan básico para los vecinxs parecía tomarse unas
“jornadas de licencia”, la falta de recolección de la basura llegó
para quedarse.

En abril de 2018 Sergio Chomyszyn, ex secretario de la cartera, fue
denunciado por presunto incumplimiento de sus deberes de funcionario
público. Al mismo tiempo, desde el gobierno municipal jamás
desmintieron la denuncia en el reparto de horas extras en el área,
hasta un camión con personal municipal fue sorprendido retirando
residuos patológicos de la Clínica del Niño. Hoy la secretaría está
bajo la órbita del ex concejal de cambiemos Guillermo Galetto.

El Intendente Martiniano Molina, hace 3 meses realizaba declaraciones
polémicas respecto del servicio de recolección. “El problema es que
los vecinos se acostumbraron a tirar basura en los arroyos. También
son responsables los carritos de recolección informal y camiones de
distritos vecinos, tanto privados como públicos”, así se manifestó el
mandatario local.

Los basurales a cielo abierto son innumerables a lo largo de los 125
metros cuadrados que tiene el distrito. Los puntos más críticos son:
Avenida La Plata y 401 Bis; en Ezpeleta Oeste, la entrada al barrio La
Matera sobre Calle 816, los arroyos San Francisco y Las Piedras,
Avenida Zapiola y Camino General Belgrano, Donato Álvarez entre
Pedemonte y Avenida Lynch y en la zona del Triángulo de Bernal.

Alicia tiene un puesto de flores frente al cementerio y opina respecto
del tema. «El basural en Martín Rodríguez y Agote es de nunca acabar,
en 401 Bis pasa lo mismo. Hay un viejito que quema la basura pero
enseguida vuelve a hacerse más basura. Si venías la semana pasada
encontrabas basura en medio de una laguna. Y ahora con el calor se
vienen olores a perro muerto en todo el barrio».

Por falta de recolección diaria o por vecinxs que arrojan basura en
lugares prohibidos, en ambos casos la responsabilidad absoluta es del
Intendente de Quilmes Martiniano Molina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here