KICILLOF APOSTÓ A LOS INTENDENTES PARA DESTRABAR LA LEY IMPOSITIVA Y ESTÁ A UN PASO DE SU APROBACIÓN

0

Distintos representantes del Ejecutivo bonaerense mantuvieron reuniones a lo largo de la semana con intendentes y legisladores opositores. El principal objetivo fue destrabar la Ley Impositiva en la Legislatura. Ya se plantean cambios y es el propio gobernador el que impulsa los encuentros.


Por Pablo Lapuente


El Gobierno de la provincia de Buenos Aires se encontró con su primera gran batalla frente a la oposición. No es para menos, la Ley Impositiva 2020 no es otra cosa que el financiamiento para poner en marcha el aparato del Estado en el territorio más extenso del país.

Intendentes de distintas fuerzas políticas en el encuentro con el gobernador

Ahora, y a pocos días de su posible tratamiento, el gobernador bonaerense por el Frente de Todos, Axel Kicillof, pareciera haber encontrado la fórmula para destrabarla: abrió el diálogo a todos los actores posibles, intendentes, legisladores, y hasta referentes de históricos partidos como Ricardo Alfonsín.Esta maratónica tarea comenzó el jueves 26 de diciembre, dos días después del envío del proyecto original. En esa extensa jornada una comitiva de ministros de primera línea brindó una exposición en el Senado sobre los detalles de la iniciativa. Horas más tarde, el propio gobernador hizo lo propio junto a los cinco intendentes vecinalistas de la provincia y, más tarde, frente a los 60 de Juntos por el Cambio. 

El gbernador de Buenos Aires, Axel Kicillof

En diálogo con este cronista distintos jefes comunales reconocieron que Kicillof puso como principal preocupación la Ley, aunque ellos prefirieron darle relevancia a sus preocupaciones locales como obras públicas, salud y educación.

En este contexto, trascendieron modificaciones en el proyecto original, y que tendrían que ver con bajar los porcentajes gravados en los Ingresos Brutos en actividades específicas como por ejemplo la venta al por menos de medicamentos y también vinculadas a los puertos. En ese sentido, el jefe de Gabinete Carlos Bianco aseguró que el Gobierno tiene «la flexibilidad necesaria como para que salga una ley que nos tenga contentos a todos», aunque advirtió que «si ninguno de los propietarios inmobiliarios rurales o urbanos puede pagar al menos un poco por encima de la inflación, no hay manera de sostener un criterio de progresividad sin hacer caer los ingresos reales de la provincia».

Habrá que esperar hasta la sesión del miércoles 8 para ver si finalmente el Gobierno tiene las herramientas para afrontar su primer año de gestión. Esta vez el Frente de Todos prevé aprobar en Diputados, con votos propios, la iniciativa oficial, y luego negociar cambios en el Senado, donde Juntos por el Cambio tiene mayoría.