El sol sale para TODOS

0

El domingo se conoció la opinión de la sociedad argentina respecto a la idea de país que quiere construir. El triunfo del frente TODOS fue contundente a nivel nacional y provincial. En la ciudad, la victoria de Mayra Mendoza en la interna peronista posicionó a la joven diputada nacional para encabezar la candidatura a la intendencia. El conjunto de votos que lograron conquistar los seis candidatos de TODOS en la ciudad superaron por más de 70 mil votos a Juntos por el Cambio. En ese sentido, todos los candidatos que participaron de la interna local, felicitaron y se pusieron a disposición de Mayra Mendoza para conseguir el triunfo en octubre. En ese caso, Quilmes puede tener un hecho histórico ya que nunca una mujer tuvo la posibilidad de administrar los recursos de la ciudadanía.

La jornada de participación ciudadana se desarrolló sin inconvenientes considerables, más que los normales respecto a algún que otro atraso en la apertura de las mesas y algunos cierres que demoraron un poco. Nada que escape a lo esperable en una actividad que involucró a 24.387.452 ciudadanos y ciudadanas que concurrieron a emitir su voto. Los rumores de manipulación de datos respecto a la transmisión de los telegramas quedaron despejados ante la abrumadora diferencia que el frente opositor logró cosechar en todo el país. En la provincia el triunfo de Axel Kiciloff también demolió la figura de la gobernadora.

En todas las provincias, a excepción de Córdoba donde 998.253 votantes acompañaron al macrismo, la victoria del Frente TODOS despejó el camino a unas elecciones generales donde no habrá mucho más que definir, sino que será la legitimación del acompañamiento de la mitad de la población al proyecto político encabezado por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. En ese sentido, los sufragios alcanzados fueron 11.622.020 (47,65%) en todo el país.

Por otra parte, la opción Juntos por el Cambio logró 7.824.996 votos (32,08%) y Consenso Federal fue votada por 2.006.977 (8,22%) en todo el país, mientras que el frente de izquierda perdió caudal electoral respecto a 2017 y cosechó 697.748 votos (2,86%). El resto de las fuerzas se repartieron menos del 10% del padrón electoral: Frente NOS 642.636 (2,63%); Unite 533.081 (2,18%); Movimiento al socialismo 173.582 (0,71%); Frente Patriota 58.572 (0,24%); Movimiento de acción vecinal 36.323 (0,14%) y Partido Autonomista 32.562 (0,13%).

En provincia de Buenos Aires

La victoria de la nación se trasladó al distrito más numeroso del país. En territorio bonaerense, Axel Kiciloff y Veronica Magario superaron por 17 puntos porcentuales a la gobernadora María Eugenia Vidal. Era una incógnita la votación puesto que la figura de Vidal estuvo escondida por los grandes medios de comunicación durante todo su mandato. Sin embargo, la ciudadanía rectificó sólo en un 32% el rumbo encarado por su gobierno. Un millón seiscientos mil votos (49,34%) fueron los que consiguió el ex ministro de economía del kirchnerismo, mientras que la “leona” fue votada por 3.045.945 (32,56%).

Así fue la votación en Quilmes

En la ciudad la participación alcanzó el 74,53% del padrón electoral. Es decir, 459.770 personas sufragaron el domingo pasado. Los resultados fueron contundentes y la elección se considera una de las más destacadas de la tercera sección, junto al triunfo conseguido en Lanús. Lo particular de esos dos hechos es que son distritos gobernados por Cambiemos y recibieron todo el apoyo económico de la provincia y la nación en sus respectivas gestiones. Ninguna de las obras que se hicieron en el distrito no hubiesen sido posibles sin los gigantescos desembolsos de dinero enviados por los gobiernos antes mencionados.

El actual intendente Martiniano Molina fue uno de los más privilegiados con el destino de fondos. Eso permitió que se hicieran obras pero no tuvieron la planificación necesaria para atender a las necesidades de la ciudadanía quilmeña. A excepción de Av. Mitre, Cno. Gral: Belgrano y el Metrobus, la mayoría de las obras estaban proyectadas desde el gobierno anterior (V. Alcira, V. Luján; Bajovías) Esto no resta mérito a la gestión pero Avellaneda no puede decir lo mismo, ya que fue discriminada por la gobernación de Vidal y Macri. En el caso de Quilmes, fueron los barrios más postergados que hicieron oír su disconformidad con una gestión que los marginó desde el comienzo.

En los 17 circuitos electorales, Juntos por el Cambio ganó sólo en 4: Quilmes centro, Quilmes Sur, Bernal Centro y La Colonia (Quilmes oeste). De Av. La Plata hacia el oeste perdió en todos lados. Y si bien, Martiniano Molina fue el candidato más votado, la ganadora de la interna del frente Todos, Mayra Mendoza, se alzó con 95.294 (54,21%) a unos escasos 9000 votos del intendente, que con todo el aparato del Estado se tendrá que enfrentar a la unión de los otros candidatos del espacio opositor. En total, TODOS en Quilmes cosechó 175.769 (51,68%) contra 104.654 (30,77%) del oficialismo.

Apoyo total a Mayra Mendoza

Los cinco candidatos que perdieron la interna, la misma noche del 11 de agosto se comunicaron con la ganadora para felicitarla y brindarle todo el apoyo para que en octubre vuelva a gobernar la ciudad el peronismo. El dato es importante, ya que se especulaba que las diferencias que dieron origen a la interna, no pudieran salvarse luego de conocerse el resultado final. Sin embargo, fue Mayra Mendoza quien transmitió el saludo de los candidatos que acompañarán en octubre la candidatura de Mayra Mendoza a la intendencia de la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here