El lobby: de los pasillos a las pantallas

0

Por Laura Mangifesta (*)

En medio del primer debate presidencial, transmitido por casi todos los canales de aire y las señales de noticias, y que ya reunió más de 600 mil visualizaciones por Youtube, se emitió una peculiar publicidad de Mercado Libre. Las voces de Florencia Peña, quien se ha declarado peronista y kirchnerista, y Luis Brandoni, defensor del gobierno de Mauricio Macri, narran la importancia de las cajas de cartón en nuestras vidas. El spot concluye con la imagen de una urna y la leyenda “lo mejor está llegando”, el actual slogan de la empresa de e-commerce.

En una entrevista con La Nación, Marcos Galperín, fundador y CEO de Mercado Libre, comentó que «lo mejor está llegando» es su lema del año en toda América Latina y no es un eslogan que lanzaron especialmente para las elecciones de nuestro país. El empresario, que ha hecho público su apoyo al actual gobierno, preocupado con los resultados de las PASO, contactó y se reunió con el candidato de Frente de Todos, Alberto Fernández, tan solo dos días después de dichas elecciones.

El domingo del segundo debate presidencial, Flybondi, la empresa de vuelos low-cost, publicó en sus redes sociales una imagen con un guiño al diseño del logo de Frente de Todos, acompañada con la frase “El Cielo es de TODOS”. La palabra todos con un sol en lugar de la última o se convirtió en un símbolo de la actual campaña del frente encabezado por Alberto Fernández y la ex vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Diferentes medios han vinculado a Flybondi con Mario Quintana, ex vicejefe de Gabinete y actual asesor presidencial. El fiscal federal Jorge Di Lello imputó penalmente a varios funcionarios nacionales por las presuntas irregularidades en la entrega de rutas aéreas y solicitó que se investigue a Quintana por un supuesto negociado. Según la denuncia del diputado nacional por Unidad Ciudadana, Rodolfo Tailhade, Flybondi es propiedad del empresario Richard Guy Gluzman, un socio de Mario Quintana en varios emprendimientos.

En medio de ambas campañas, Mauricio Macri se dirigió a sus seguidores que se reunieron en el Obelisco en el marco de la Marcha del Millón. Una de las frases del presidente, único orador del acto, fue “Nunca hicimos política”. Ante este intento de despolitización de la política cabe preguntarnos por la intención de estas campañas. ¿Podemos aplicar la presunción de inocencia a estos guiños publicados antes millones de argentinos en época de campaña? Si algo podemos advertir es que su objetivo trasciende lo meramente comercial.

El lobby, que tomó su nombre de los salones del parlamento inglés donde los diputados se reunían con el público, parecería estar mudándose a las pantallas. ¿Cómo podemos explicar este traslado de acciones tradicionalmente privadas a los espacios más públicos de la sociedad? Rosalía Winocur, investigadora especializada en nuevas tecnologías y Doctora en Antropología, plantea que la visibilidad garantiza la inclusión en un mundo cuya representación se ha desplazado de lo palpable a lo comunicable. Así como ciertos espacios de socialización, como aquellos salones de los parlamentos, requieren de nuestra presencia física, en los espacios públicos virtuales, nuestra visibilidad se vuelve condición necesaria para la participación. En un mundo mediado por pantallas hacernos ver es existir. Las pantallas se configuran como un espacio más de socialización, donde se producen y recrean sentidos sociales y donde también se disputa el poder.

(*) Licenciada en Comunicación Social y maestranda en Comunicación Digital Audiovisual (UNQ).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here