Mayra Mendoza: «Este es un momento que nos necesita más unidos que nunca»

0

La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, supervisó el operativo de vacunación antigripal para mayores de 65 años y verificó la organización de las filas y la disposición de las sillas en una de las principales zonas bancarias del distrito, Alem y San Martín.

Mendoza detalló las acciones que se tomaron desde el Municipio para colaborar con la organización de las filas, preservar la distancia necesaria entre las personas que concurren a cobrar sus haberes y evitar riesgos para su salud: “estamos disponiendo sillas para que las personas mayores puedan estar sentadas, además de brindarles algo caliente. A su vez, estamos aprovechando este momento que salen los mayores de 65 para vacunarlos”.

Sobre este último punto, la Mandataria quilmeña indicó que “el equipo de la Secretaría de Salud del Municipio está vacunando a los mayores de 65 que vienen a cobrar: ya que salen de su casa, que vuelvan vacunados. Pusimos en marcha estos operativos para poder contener de la mejor manera y seguir cuidando a nuestros adultos mayores”.

Control de precios

Sobre la decisión del presidente Alberto Fernández de facultar a los intendentes y las intendentas para controlar los precios de los pequeños comercios en cada distrito, Mayra Mendoza señaló que “desde el Municipio a través de la Agencia de Fiscalización y Control Comunal, articuladamente con la AFIP y en función de hacer cumplir la ley de defensa al consumidor, hemos dispuesto desde hace varias semanas un control de precios. Contamos con un decreto municipal que en este momento, con el anticipo del decreto nacional, nos da un marco legal, nos faculta a poder hacerlo. Hemos establecido multas para aquellos comercios donde haya un sobreprecio en la venta de los productos, con la posibilidad de que puedan pagar esa multa en especie”.

La Intendenta recordó, como ejemplo de esta medida, el caso de una empresa avícola del distrito: “en el marco de los controles, y tras diversos reclamos de la gente, le solicitamos que bajara los precios y, como eso no sucedía, establecimos una multa que podía ser pagada en especie, con pollos en este caso, que fueron destinados a los puntos solidarios, lugares donde se cocina en Quilmes para más de 20 000 personas”.

Como reflexión final, Mayra Mendoza remarcó que “este es un momento que amerita muchísima solidaridad por parte de toda la población, un momento donde necesitamos cuidarnos entre todos, donde necesitamos que la responsabilidad ciudadana se vea expresada en las familias que pueden quedarse en sus casas y también en aquellos que tenemos que hacer lo posible para que otros se puedan quedar en sus casas, es un momento que nos necesita más unidos que nunca”.