Alberto Fernández: «Hay miserables que especulan con la vida de la gente. Si no lo entienden por las buenas lo van a entender por las malas»

0

El primer mandatario concedió una entrevista televisiva y destacamos las definiciones más importantes.


«La urgencia no es la economía, la urgencia es la vida de la gente. Vamos a gastar lo que sea necesario para que la gente esté tranquila».


«En la Argentina hay tres fábricas de respiradores artificiales y toda la producción de los próximos dos meses está comprada por el Estado. Allí ya tendremos una cantidad suficiente. China está donando respiradores artificiales y hay empresarios privados que han hecho una donación muy importante».

«La inmensa mayoría de los argentinos está en sus casas dejando pasar el tiempo como puede».

«Lo que más preocupa es la incomprensión de la gente, que haya tontos que no entienden el riesgo en el que estamos. Me preocupa el idiota que circula con fiebre, que lastima la salud de todos. Me preocupa su egocentrismo que no lo deja ver cómo puede dañar al de al lado, pero son los menos, la mayoría está en sus casas».


«Más de 20.000 personas se fueron de Argentina después de que avisé que había una pandemia y son los que ahora me reclaman que los traiga urgente, No hablaría de cerrar aeropuertos, sino de dosificar la llegada de pasajeros para que podamos controlar».

«Va a haber cada día más casos (en estos días) pero lo importante es que esos casos se puedan atender».

«El Ejército distribuirá comida en los barrios más carenciados».

«Hay miserables que especulan con la vida de la gente. Si no lo entienden por las buenas lo van a entender por las malas. Aprovecharon el momento de coyuntura. El negocio de los pícaros es el dolor de la mayoría».

«No me temblará el pulso para prorrogarlo (al aislamiento) si es para tranquilidad, salud y cuidado de los argentinos. La economía se recuperará».

«El acatamiento fue hoy mayor que el de ayer. Los argentinos vamos ir entendiendo el riesgo al que se expone el que circula y al que somete a otros. Ayer pasaban 350 autos por hora (por los peajes) y hoy pasaron 50. El control fue muy estricto y alcanzó a todos los autos que circulaban».