Éste sí es un pozo

0

Al comienzo de su gestión y en vísperas del Día de la Memoria en 2016, el Intendente Martiniano Molina confundió el histórico centro clandestino de detención de Quilmes con un simple bache en el asfalto. En CPB te mostramos uno de los tantos y verdaderos “pozos” de la ciudad.

Por Sergio González

En rueda de prensa, cosa que se vio de forma excepcional en casi 4 años, consultado por el ex Pozo de Quilmes, el Intendente no supo de qué le estaban hablando y respondió con un cliché armado y poco feliz: “cada una de las problemáticas, ya sea las cuestiones que tienen que ver con los servicios, en el caso del bacheo, todo lo que tiene que ver con la obra pública, toda la situación edilicia del municipio es compleja, no queremos hacer cosas alocadas.”

Más allá de los reiterados fallidos de Martiniano en declaraciones periodísticas, en ese caso recién reelecto, los baches tampoco fueron erradicados del distrito y un claro ejemplo es el “pozo” de Avenida La Plata al 4800 entre Francia y México, mano hacia Berazategui, en Ezpeleta Oeste. Tan solo quedarse pocos segundos en el lugar para ver las maniobras riesgosas que deben hacer automovilistas, motoqueros y ciclistas para transitar una arteria de mucho tránsito. El bache tiene un par de metros de largo, cubre media calzada y tiene una profundidad de 50 centímetros.

Y así lo relata en primera persona Cecilio, encargado de la verdulería de enfrente. “Ese pozo tiene más de 2 años y se hizo cuando se realizó el boulevard de Avenida La Plata. Se ve de todo desde acá, el otro día una Renault Express rompió toda la cremallera. Hoy tiene medio metro porque los vecinos y comerciantes lo rellenan con escombros. Pensé que lo iban a solucionar ahora en tiempo de elecciones, pero veo que no”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here