Del colectivo a las clases de historia

0

Por Sergio González

Darío Simón es casado, tiene 3 hijos, vive en Quilmes este y es chofer de la línea 22 hace 27 años. Su historia de vida conmovió a propixs y extrañxs. Se puso a estudiar y hoy es profesor de historia.

¿Cómo es lidiar con los pasajerxs?

Tenemos que ser más que psicólogxs. El profesor Flecha me decía “usted Simón es un sociólogo de la vida porque usted tiene contacto con la gente cuando llueve, cuando hace calor, sociabiliza en todo momento”. Pasé por todas pero había que llevar el sustento a casa.

¿Cómo ves las calles de Quilmes?

Hay muchos baches, rompemos el coche continuamente cuando nos mandan por calles internas. Hay una parte de Cerrito, en Bernal, que está rota y abandonada casi a perpetuidad. 

Al Intendente Molina no le creo nada, mejor que se vaya a hacer torta fritas en la televisión. Todo lo que tenga que ver con este gobierno, me van a encontrar en la vereda de enfrente.

 ¿Cuál fue tu posición respecto de tus hijxs en el estudio?

Un día uno de mis hijxs me dijo “nos metes presión por las notas pero vos no terminaste el secundario”. Me quedé en silencio, recapacité y terminé el secundario de noche. Luego me anoté en el Normal de Quilmes y me recibí de Profesor de Historia. Siempre me interesó la lectura, en casa había una colección de Salvat. Quería saber de Perón, Irigoyen, Rosas. Luego me encontré con la práctica de la docencia y me atrapó aún más. Ya tuve varios cursos y la experiencia fue increíble.

¿Qué te representó rendir la última materia con tu camisa celeste de colectivero?

Es todo una simbología. Muchos compañerxs se esconden y reniegan de ser colectiveros, porque siempre fuimos negros e ignorantes, lo dice todo el mundo. Fui a rendir con la camisa de la 22 y el profesor me felicitó. Tengo conciencia de clase. Por más profesor que sea yo voy a ser siempre de la clase trabajadora.

¿Sentís que también hay otro tipo de estigmatizaciones?

Sí, del peronismo dicen lo mismo. Yo digo que en la vida no todos tenemos las mismas oportunidades. Nuestra Carta Magna dice que el Estado debe hacerse cargo de aquellxs que se encuentran sin trabajo, sin vivienda, sin alimento y sin vestimenta. No es lo ideal pero este gobierno llevó a 400 mil los planes sociales, el doble de lo que dejó el gobierno anterior. Pero esto ya lo  vivimos en 1886 con la presidencia de Juárez Celman y el libre comercio. Estos gobiernos oligarcas solo benefician a su entorno. Y la economía se reactiva dándole plata a la gente, lo decía el General Perón en el 46.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here