Opinión: Un municipio alejado de los vecinos

0
Por Sebastián Daer
Abogado – IDEAL Quilmes

El poder ejecutivo de Quilmes, que hoy encabeza Martiniano Molina, en los últimos días demostró, una vez más, que gobierna de espaldas a las necesidades y dudas de sus vecinos. Esta vez toco el turno de las telecomunicaciones, particularmente de la instalación de antenas de telefonía móvil sin el conocimiento de los vecinos y sin cumplir con la normativa vigente.

El temor y rechazo de los vecinos a este tipo de estructuras no es novedad. Producto de distintos requerimientos de agrupaciones vecinales, el 16 de octubre de 2008, el Consejo Deliberante Quilmeño dictó la Ordenanza N° 1108 que tiene por objeto regular el registro, localización, emplazamiento, factibilidad, habilitación, instalación, mantenimiento y desmantelamiento de campos electromagnéticos (antenas, estructuras portantes y dispositivos complementarios) destinados a la transmisión de datos.

Esta norma no solo prevé las prohibiciones, restricciones y limitaciones para la instalación de sistemas irradiantes, sino que establece obligaciones como la presentación de certificaciones por parte del Ente Nacional de Comunicaciones según el protocolo para la evaluación de Radiaciones No Ionizantes, con el cual se produce un informe pormenorizado.

Asimismo, la normativa emanada del Honorable Consejo Deliberante crea el Registro Único de Antenas, donde se inscriben la totalidad de las Antenas que se encuentren instaladas en el Partido de Quilmes, tanto en estructuras portante como las emplazadas en construcciones ya existentes. En el registro deberían constar los  detalles de ubicación, tipo de antena, empresas que operan en cada estructura y los datos de las últimas mediciones.

Del último relevamiento realizado por el instituto de Estudios de Administración Local (IDEAL) se desprende que el 63 % de las antenas para servicios móviles efectivamente instaladas no están registradas por el Municipio de Quilmes.

Casi una década después del dictado de una norma que regula la temática y a pesar de los cambios tecnológicos que facilitan su seguimiento y control, el Intendente de Quilmes y sus colaboradores continúan gobernando de espalda a la gente y en favor de las empresas. Desconoce su rol como como autoridad competente en la administración de los espacios públicos donde se emplazan las antenas, así como en su carácter de gobierno local, vinculado directamente a las demandas vecinales.

En este sentido, establecer y respetar las Buenas Prácticas para la instalación de antenas resulta un requisito que no puede ser soslayado por la actual gestión municipal. Facilitando en ellas, la participación vecinal en el control -como venimos observando en su interacción con los Concejales Municipales – genera transparencia, respuestas concretas y responsabilidad de las autoridades como de los vecinos. Así, una buena gestión municipal debería cumplir con la normativa vigente, realizando un control efectivo y continuo que permita la participación de los vecinos, elevando el nivel de seguridad y confianza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here