La Emergencia de todas

0

El 2015 no fue un año más para las mujeres argentinas. Fue el año del Ni Una Menos, ese grito colectivo que pedía por la vida de las pibas, que todos los días salían en los noticieros en medio de un relato de un violento femicidio.

Ese mismo año Mar del Plata nos recibió en el 30° Encuentro Nacional de Mujeres y transformó, una vez más, nuestro dolor en una lucha que se extendió y se hizo consigna: No hay ni una menos sin emergencia nacional.

Redoblamos, así, la lucha por la Emergencia en Quilmes, aquella que ya empezábamos a reclamar en las calles de Solano cuando recordábamos a Natalia López, docente quilmeña víctima de un femicidio en febrero de 2012.

El camino recorrido, como esos que transmitamos las mujeres, fue sinuoso. Lo principal de estos casi tres años es que nunca dejamos de luchar. Hicimos marchas, conferencias de prensa, juntada de firmas, radios abiertas, recorrimos varias veces todos los bloques del Concejo Deliberante, tuvimos reuniones con funcionarixs. Y en ese recorrido se fortaleció la unidad gestada en la Mesa Multisectorial por la Emergencia en Violencia contra las Mujeres en Quilmes, que nació en el calor de enero de 2017, ante la noticia del intento de femicidio de una joven quilmeña, Gina.

Así  llegamos al destino deseado: hoy la Emergencia es una realidad en nuestro distrito; una conquista de las quilmeñas, por las quilmeñas y para las quilmeñas. La Emergencia de Natalia López, de Micaela García y de Gina. Y la de Melody, esa piba que llena de bronca fue a escrachar a un pedófilo (que estaba en su casa a pesar de reiteradas denuncias) y le pegaron un tiro por la espalda.

Esta Emergencia, consensuada colectivamente entre quienes integramos la Mesa, pone el acento en la prevención. Porque, para dejar de contar mujeres muertas, necesitamos crear alertas antes de llegar a los niveles más extremos de violencia. Y para eso nos necesitamos unas a otras. Por eso se contempla la implementación de promotoras territoriales, que lleven adelante esa tarea. Esas mujeres que ya lo hacen, referentes de sus barrios porque son las que organizan la merienda o el comedor haciéndole frente al hambre que crece. Para llevar esto adelante se requiere, sin dudas, presupuesto. Desde  el inicio así lo exigimos, entendiendo que las Emergencias declamativas quedan en letra muerta.

Quedan por delante grandes desafíos. El principal es garantizar su implementación. Especialmente en un contexto de avance sobre nuestros derechos, con un Gobierno que nos entrega, endeuda y ajusta. A pesar de eso, tenemos a nuestro favor ser protagonistas de este momento histórico del movimiento de mujeres, que teje unidad y lucha, que se pinta de verde aborto legal y todo lo arrolla. Y tenemos la convicción de querer hacer posible lo necesario. Por nuestras vidas, por nuestras alegrías, por nuestras luchas. Por Naty, Micaela y Gina. Por todas. #EmergenciaYa

 

*(Referente del Partido del Trabajo y del Pueblo e integrante de la Comisión de Mujeres de Quilmes, Berazategui y Varela)

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here