Juntos por el Cambio… de domicilio

0

A pocos días del 24 de julio, fecha en que se oficializarán las listas para competir en las elecciones legislativas, la oposición de Juntos por el Cambio (JxC) saldó en una discusión interna que bajaran a la ex alianza delaruista, Patricia Bullrich, y promovieran la candidatura en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) de la «ex bonaerense», María Eugenia Vidal. 

¿La estrategia electoral de la oposición? Buscan a toda costa despegarse de la desgastada figura de Macri -7 de 10 no lo quieren ni de vecino al expresidente de Boca- e intentan ofrecer «algo distinto» (ahora se llaman «Juntos»). Por otra parte, los y las candidatas renombradas cambian de residencia para asegurar los «votos propios» y, a la vez, legitimar un espacio deteriorado de cara a los comicios del 2021.

El cronograma electoral que nos espera es el siguiente: PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias) tendrá lugar el 12 de septiembre y las generales el 14 de noviembre. Esta decisión fue aprobada por diputadas/os y senadoras/es bajo la Ley 27.631, que por única vez, contempla el contexto de pandemia por COVID-19.

Mientras tanto, el tablero de la oposición se mueve algo desprolijo: Vidal (visiblemente derrotada) huye de la provincia de Buenos Aires para desembarcar en CABA. Lo mismo sucede con el famoso chef Martiniano Molina, fue tras un cargo «culinario» a Capital Federal. Párrafo aparte para el actual vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, quien se muda a Provincia para ser candidato.

Este traspaso responde a las intenciones pronunciadas de Rodríguez Larreta, quien quiere ser candidato a presidente en 2023. Si bien falta mucho todavía para la próxima instancia, este resultado esperará aglutinar a sectores que hoy están divididos y en disputa. El mismo Macri perdió autoridad cuando se reunió con Vidal, el pasado 26 de junio en la Quinta “Los Abrojos”, le pidió competir en Provincia de Buenos Aires, pero ésta se negó y buscó su lugar en CABA. No fue algo imprevisto esta decisión debido a que Santilli desea competir en provincia y para eso llevó a las calles del conurbano al ex intendente macrista, Martiniano Molina.

Paso a paso

El outsider macrista de Quilmes juega un papel preponderante en el armado de la tercera elección electoral debido a su imagen como cocinero de televisión y mantener perfil bajo con la prensa, ya que no cuenta cómo fue su paso por la gestión. Razón por la cual lo llamó Néstor Grindetti, intendente de Lanús e integrante del Grupo Dorrego, para poder armar un grupo regional que respalda la candidatura de Santilli y vencer a Jorge, el primo de Macri.

Si bien Molina no cuenta con un armado local en Quilmes hoy solamente lo respalda un concejal llamado Ignacio Chiodo, a quien el ex intendente lo designó durante su mandato como titular de la Agencia de Fiscalización y Control Comunal (AFyCC). En estos días Molina espera que lo premien con un lugar en las bancas bonaerenses y así dejar atrás la experiencia Quilmes.

Cambio de residencia de candidatos y candidatas, cambio de nombre de la coalición y justamente eliminan el término «cambio», ¡qué paradoja! Son los propios asesores quienes sostuvieron que a la sociedad le genera rechazo los últimos cuatro años del gobierno macrista, por eso el cambio del nombre. Sin ir más lejos el propio Jorge Macri sacó un spot publicitario donde afirma ser “Más Jorge que Macri”. Hoy el espacio de JxC buscará dirimir las diferencias en una interna.

En tanto que el vacío de «la ex orgullosamente bonaerense» Vidal, que la llevó a desembarcar en la Ciudad, es parte de la estrategia del macrismo, al igual que cambiar de nombre será mostrar un perfil “lavado” despegado de Macri y sumar otras fuerzas políticas que no compartan ideas con el oficialismo, como por ejemplo el de la Generación para un Encuentro Nacional (GEN) de Margarita Stolbizer y Ricardo López Murphy, quien no descarta competir contra Vidal por una banca en CABA.