Editorial: Salvavidas

0

Que la salud presenta serios problemas en materia de atención, coberturas e insumos no resulta una novedad para nadie que habite estas tierras quilmeñas.

A principios de mayo decíamos que en los zapatos del gobierno municipal el principal dilema a la hora de gestionar el área debía ser escoger entre las siguientes premisas: la salud como un derecho o la salud como mercancía. Esa era (es) la cuestión.

En este nuevo número de CPB volvemos a referirnos a la salud porque los problemas subsisten. Es el turno de hablar del Hospital materno infantil Dr. Eduardo Oller de Solano. La contradicción inicial aún no está saldada. El Oller demuestra que los quilmeños no tenemos derecho a acceder a una salud como corresponde. Los médicos, enfermeros, los insumos, los productos de limpieza, las horas extras, (los recursos, en fin) escasean.

Lo que hay de sobra es entusiasmo por mostrar una gestión que no aparece. Recientemente asistió a Quilmes el Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta para presentar junto a Martiniano Molina el Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME). Habrá que asumirlo: las únicas buenas noticias para los quilmeños llegan cuando aparece el salvataje de Provincia, Nación o la Ciudad de Buenos Aires. La gestión local y el Oller, pueden esperar.