Mayra Mendoza: militancia, feminismo y los desafíos de su gestión

0

Una de las luchas más importantes que ha llevado adelante el feminismo es la intervención activa y el rol protagónico  de las mujeres en los espacios políticos. El acceso a dichos lugares históricamente se rigió bajo lógicas patriarcales y  meritocráticas, exigiendo idoneidad, perseverancia, profesionalismo, entre otras aptitudes, sin considerar las desigualdades de género y el hecho de que los propios espacios y sus estructuras inherentes “expulsaban” a las compañeras.


Sin dudas, en los últimos años hubo una notable apertura en la  militancia política y los resultados de ello demuestran lo valiosa que es nuestra participación. En este sentido, podemos señalar a modo de ejemplo las dos presidencias de Cristina Fernández de Kirchner y, actualmente, nuestra presencia en ministerios, secretarías, intendencias, entre otros ámbitos.


El municipio de Quilmes, al día de hoy, cuenta con la gestión de Mayra Mendoza de 36 años.  Ella a diferencia de su predecesor en el cargo -Martiniano Molina-, tiene un recorrido político de larga data, donde está presente la influencia de Néstor y Cristina, ya que Mendoza comenzó a militar, según sostuvo en más de una ocasión, al sentirse interpelada por los ideales de estos gobernantes.    

Asimismo, fue la única mujer en integrar la mesa de dirección de “La Cámpora”, se desempeñó como secretaria de la mujer en el Partido Justicialista y ejerció como diputada nacional entre 2011 y 2019, un dato significativo: asumió su banca acompañada por su pequeña hija Catalina en brazos. Mayra se declara  feminista, se la ha visto en  las marchas de NI Una Menos y acompañando la  lucha por la legalización del  Aborto Legal Seguro y Gratuito.


La intendenta, que señala en sus redes sociales a Quilmes “como su lugar en el mundo” tiene el desafío de conducirlo, tras los años previos de desidia macrista y, ahora, además, enfrentando la dura realidad de la pandemia. 


A poco tiempo de gestión, hubo mucha actividad y ya se evidenciaron algunos cambios, tales como la designación de la comisaria Andrea Rodríguez en la Comisaria de la Mujer y de María Cristina Romero a cargo de la N° 7 de Bernal oeste.
En estos meses fue común ver a Mendoza recorriendo los barrios, ya sea supervisando obras, inaugurados centros de asistencia sanitaria e incluso presentándose en un supermercado donde se denunciaron casos de COVID 19.


Posiblemente, una de las situaciones más complejas, por el momento, de su breve mandato fue el foco de contagios que tuvo lugar en  el Barrio Villa Azul, que comprende los partidos de Quilmes y Avellaneda. Tras 14 días de aislamiento comunitario, medida que causó mucha controversia en la oposición y parte de la prensa, los resultados fueron favorables y se decidió dar paso a una segunda fase, de aislamiento focalizado. 


Cabe destacar la acción conjunta de Mendoza con el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi y las autoridades provinciales, asimismo el continuo dialogo con los vecinos del barrio, poniendo de manifiesto así la importancia de la presencia estatal en un contexto tan difícil.


En las últimas horas, en compañía del Gobernador de la Provincia Axel Kicillof y del diputado nacional Máximo Kirchner, se realizó la inauguración del Centro de Atención Primaria de la Salud “Julieta Lanteri” en Solano. Esta unidad fue pensada para asistir casos de coronavirus, ampliando así la infraestructura sanitaria del partido.  


Un detalle no menor: el centro lleva el nombre de una médica y feminista ítalo-argentina, fundadora del Partido Feminista Nacional y  la primera mujer en votar en nuestro país.