EMBA a fuego lento

0

¿Qué pintaría Carlos Morel al observar la crítica situación de la escuela que lleva su nombre desde hace más de setenta años? Imposible saberlo. Lo que sí sabemos es que, como tantas otras veces, hoy vuelven a ser imágenes cotidianas las asambleas bajo la lluvia, las clases públicas, las movilizaciones, sumado al ingenio popular de reflejar en nuevas consignas y dibujos, la embestida de Molina y Vidal, de quienes se siguen esperando respuestas. ¿Las habrá?

No es la EMBA, es la Educación Pública.

La escuela tiene problemas particulares, como por ejemplo la falta de mantenimiento edilicio, pero actualmente sufre tanto como el resto del sistema educativo las políticas de ajuste en materia de Educación desde que Cambiemos asumió la Nación, la Provincia y el Distrito. Para contextualizar, continúa el reclamo salarial por parte de los gremios docentes que siguen sin obtener un acuerdo en la negociación por las paritarias para el 2018, siendo insuficiente el ofrecimiento de un quince por ciento en tres tramos, con una inflación cercana al diez por ciento en lo que va del año e incrementos descomunales en las tarifas de los servicios públicos. Entre otras de las decisiones de Vidal, repasamos la de dejar cesante al personal docente provisional y suplente que haya accedido a cargos u horas sin título habilitante, la suspensión de trescientos ochenta contratos de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP), organismo que se ocupa de la construcción y reparación de escuelas y jardines; el cierre de escuelas rurales y del Delta (que finalmente no ocurrió por el repudio de la opinión pública), el cierre de los bachilleratos para adultos, el ajuste presupuestario a los institutos terciarios artísticos de la Provincia y la imposición de las jubilaciones de oficio a miles de docentes, medida que finalmente fue parada por el juez Francisco José Terrier, entre otras.

Basta mirar las consignas de la próxima Marcha de Antorchas en Defensa de la Educación Pública y el Salario Docente de este jueves 17 o la de la Marcha Federal Educativa del próximo 23 de mayo para darse cuenta que no solamente se trata de la EMBA, sino de lo que para Cambiemos significa una educación pública, gratuita y de calidad para todxs.

Volviendo al plano local, el ajuste significó un treinta por ciento menos para el establecimiento de los fondos provinciales que recibía y por si fuera poco, a los reclamos desde hace más de un mes por que se respete la Ley de Contrato Colectivo de Trabajo y el Estatuto del Docente, que se paguen las antigüedades docentes que la Provincia gira y el municipio no ejecuta, que se incorporen a lxs estudiantes al Boleto Estudiantil y se implemente un sistema de becas, entre otros, se le sumó la quita del personal de seguridad por decisión del intendente Martiniano Molina.  

“Como estudiantes adherimos al reclamo docente acompañándolos en la lucha por todo lo que están pasando con su situación laboral, el cumplimiento de los pagos, los nombramientos y las cláusulas. También reclamamos la incorporación del boleto estudiantil al nivel terciario ya que las condiciones económicas del país no nos permiten a muchos llegar a fin de mes; la suma de lo que son las FOBAS al sistema de becados al PROGRESAR; la reapertura y el reconocimiento a los estudiantes de la tecnicatura de tango que están en un limbo y la apertura del profesorado de teatro, entre otras cosas”, mencionaron estudiantes del área de danza de la escuela.

 

Para Cambiemos, la culpa es del otro

Según el presupuesto asignado para el 2018, la EMBA cuenta con un monto de $116.793.787.00, siendo este, según un informe del Instituto IDEAL Quilmes, un 1.38 por ciento de participación en el presupuesto total del municipio. En cuanto a los fondos provinciales, la institución contaba con una partida de $22.000.000, que tras el ajuste del treinta por ciento, se redujo a $15.400.000. Ahora bien, ¿es este el presupuesto real destinado a la institución, o el mismo es utilizado con otras intenciones? ¿Se refleja en las condiciones y el mantenimiento edilicio que se esté ejecutando un presupuesto de dieciséis millones de pesos? ¿De dónde sacará las partidas presupuestarias el gobierno de Molina para recomponer el ajuste producido por Vidal? Estas mismas preguntas no sólo se hacen lxs estudiantes y docentes de la escuela sino también lxs concejales del bloque de Unidad Ciudadana que presentaron semanas atrás una solicitud de informe para que el oficialismo responda estas cuestiones. Por su parte, la Diputada Nacional y vecina de Quilmes Mayra Mendoza, expresó en su cuenta de Twitter: La EMBA #Quilmes en crisis como toda la educación pública. @mariuvidal la desfinancia, @YoSoyMartiniano la desprotege. Más de 3 mil personas se quedan sin seguridad por decisión de ajuste del Intendente. 
Hoy 17h Todxs con la EMBA!!”. Pero, lejos de dar respuestas concretas, el municipio deposita la culpa en el otro.

Ante la decisión de Molina de suspender el personal de seguridad, el pasado 9 de mayo el Equipo Directivo de la EMBA junto con el Consejo Consultivo, tomaron la decisión de suspender las clases hasta que se retrotraiga la decisión, hecho que ocurrió al día siguiente tras una reunión con el Secretario de Educación y Cultura Luis Pulen, que momentos antes había declarado en Radio Wen que: No hay motivos para suspender las clases en la EMBA porque el actual esquema de seguridad del edificio se mantendrá hasta fines de mayo. No se puede vulnerar el derecho a la educación y menos de esta forma arbitraria de anunciarlo a través de un comunicado, sin haber abierto primero una instancia de diálogo con el Municipio. No vamos a permitir que se promueva el abandono del dictado de la cursada y analizaremos tomar medidas disciplinarias contra aquellos que no se presenten en su lugar de trabajo».

“Son dos meses de pelea pero quizás sea esta la pelea visible. Esto viene desde el año pasado y prueba de ello es la carta que se le entrega a Vidal en el mes de febrero, por una comisión que fue del Consejo Consultivo. El 18 vamos a tener una reunión con la Municipalidad donde nos van a informar sobre un nuevo esquema de seguridad. Pero los problemas dela EMBA no se agotan ahí: sobre el boleto estudiantil todavía no hay novedades concretas. Con respecto a los docentes, todo este ruido ha hecho que en estos últimos días depositaran el incentivo docente y pagaran a algunos pocos docentes el premio por no haber faltado ningún día del año pasado. Con respecto a deudas que mantiene el Municipio con los docentes nada se resolvió. Si uno no tuviera la esperanza de que las cosas mejoren, sería cuestión de bajar los brazos, pero acá seguiremos reclamando lo que nos corresponde y tratando que los funcionarios municipales entiendan la importancia que tiene la EMBA no sólo para el municipio sino para la región, y que esa confianza está dada por los estudiantes que confían y concurren a la escuela y por los docentes que dejan su esfuerzo acá y que al parecer cuesta mucho que se les reconozca”, expresó Alberto Hilal, vicedirector del área de visuales.

En la agenda próxima, tendremos novedades tras la reunión que ocurrirá el día 18 entre directivos y Pulen, quién tendrá la responsabilidad de dar respuestas acerca de qué pasará con la seguridad de la institución durante el mes de junio y si el municipio, en vez de depositar la culpa en lxs trabajadorxs del establecimiento, se hará responsable de garantizar un buen funcionamiento de la escuela de una vez por todas. ¿Será?  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here