Cultura de la desinversión: el caso EMBA

Docentes de la Escuela Municipal de Bellas Artes de Quilmes vienen “a los tumbos” con el Gobierno municipal a cargo de Martiniano Molina debido al incumplimiento con el pago de los aumentos docentes otorgados y girados por la Provincia, el atraso en el reconocimiento de antigüedades docentes, la falta de pago de incentivos docentes y el atraso en los nombramientos de los profesores que trabajan desde comienzo de año. Este martes en asamblea, funcionarios del área de Educación, se comprometieron a resolver los pagos en el término de un mes y medio y reorganizar al área que realiza los pagos.




Desde la asunción de Martiniano Molina la relación con los distintos campos que contemplan la cultura ha ido en deterioro constante. La gestión local no solo no orientó su política cultural a solucionar las problemáticas históricas que acarrea la EMBA sino que generó nuevos. Durante estas últimas dos semanas se llevaron a cabo tires y aflojes donde los docentes lograron negociar algunas cuestiones relacionadas a sus reclamos.

El martes 1 de agosto docentes de Escuela Municipal de Bellas Artes “Carlos Morel” hicieron pública su situación laboral obligando al municipio a tomar cartas en el asunto. Denunciaron a través de las redes sociales y un comunicado cuáles son los temas que tanto el intendente como el Secretario de Cultura y Educación Ariel Domene desconocen:

-Incumplimiento en el pago de aumentos docentes otorgados y girados por la Provincia al municipio conforme a la paritaria 2017.

-Atraso en reconocimiento de antigüedades docentes.

-Falta de pago de incentivos docentes.

-Atraso en los nombramientos de los profesores que ya están trabajando desde comienzo de año lectivo.

El pasado martes 8 por la mañana se realizó una asamblea donde participaron docentes y autoridades municipales del área de Educación que “se comprometieron a resolver los pagos en el término de un mes o mes y medio a más tardar”. También aseguraron que van a informatizar todo los vinculado a designaciones y a reorganizar el área de haberes para agilizar los pagos.

“Hay conflictos serios en la EMBA” señaló a CPB Noticias Alejandro Pepe, docente. “La provincia giro todo el dinero, el incentivo docente también, cuando el dinero llego al municipio no lo paso a los docentes.” Según la Municipalidad, “la culpa es de los empleados que hacen las cosas mal entonces ahora van a crear una oficina administrativa que se dediquen solamente a los tramites de la escuela, cosa que ya existe”.

Además Pepe señaló que “La asociación de cooperadora con dinero de los alumnos está haciendo arreglos, redistribución y reorganización de los espacios áulicos, todo eso esta pago por la escuela y por los alumnos. No esta pago por el municipio, no se hacen cargo.”

Marcha de la bronca

Tras difundir estas problemáticas -que si de por sí son sensibles, en un contexto donde la plata cada vez alcanza menos, los ánimos se caldean muy rápidamente- los docentes autoconvocados convocaron a una movilización que se realizó el pasado viernes 4 de agosto desde la EMBA hasta la Casa de la Cultura. “Queremos hacer visible el conflicto que al parecer hasta ahora no tiene una respuesta oficial de ninguna naturaleza que le de solución para el conflicto. La única respuesta posible que nos tienen que dar es depositar la plata”, expresó a CPB Noticias Alberto Hilal.

Intento fallido

Tras la difusión del conflicto, el municipio preocupado más por evitarse dolores de cabeza en la campaña que por el salario docente, acreditó parcialmente los giros de la paritaria provincial en un intento de frenar la movilización. La marcha se realizó y fueron recibidos por la Subsecretaria Mónica Bressi.

Prueba, error y a foja cero

La Subsecretaria de Educación Mónica Bressi reconoció la pasada semana ante una comisión de cuatro docentes, que tuvieron la responsabilidad de llevar adelante la negociación, que había problemas en cada uno de los puntos planteados. Como resultado de la misma, la diferencia salarial de los preceptores, que será equiparada mediante decreto firmado por Domene y Molina, y los pagos adeudados por la Provincia, que ya fueron liquidados excepto un último pago, son hasta ahora dos de los conflictos que llegaron a una solución. No así para el reconocimiento de la antigüedad docente ni la situación de lxs docentes que son contratados por el municipio, teniéndola estos últimos mucho más difícil que el resto. A lxs municipales no les liquidaron correctamente los pagos adeudados y les reconocieron que el Municipio partió de una base errónea para pagarlos ya que “está la idea” de que debe girarlo Nación aunque esto vaya en contra de la ley de incentivo docente ya que indica que debe hacerlo la Municipalidad.

 

El edificio que no fue

Las promesas de un nuevo edificio comenzaron en 2009 durante la primera intendencia de Francisco “Barba” Gutiérrez. En 2014, tras años de lucha y reclamos por parte de la comunidad educativa en su conjunto se pudieron conocer los planos y el proyecto de una obra que no fue. Hoy, estudiantes y docentes continúan reclamando por las pésimas condiciones en las que deben realizar su trabajo. Durante el año pasado, la gestión de Martiniano Molina emitió un comunicado refiriéndose a distintos reclamos y esto decía sobre el edificio: “En siete meses de gestión, esta Administración tomó decisiones. La primera fue tomar contacto con la empresa adjudicataria, puesto que la obra está licitada y adjudicada. La segunda fue abrir los canales de discusión con Nación para que el proyecto y el financiamiento respondan a posibilidades genuinas y su construcción sea una realidad efectiva y eficiente, y no el mero relato que recibimos el 10 de diciembre del año pasado. Nuestro objetivo hoy es el comienzo de la construcción lo antes posible”. Hoy el relato continúa siéndolo.

Adiós Nonino

A fines del 2016, otra lamentable noticia repercutió fuertemente. El cierre de la Tecnicatura de Tango de la EMBA fue denunciado por estudiantes y docentes que acusaron al Secretario de Cultura, Educación Ariel Domene y a la Subsecretaria de Educación Mónica Bressi de tomar la decisión de cerrarla junto con la pasividad de los directivos de la EMBA. “La desinformación es adrede por parte de los directivos y la municipalidad. Enterarnos así y a esta altura del año es a propósito ya que estamos todos con muchos exámenes y actividades. Esconder la información es un modus operandi de este gobierno. Hicieron algo muy similar como con los vetos a los Espacios Culturales. Este municipio que tiene la misma línea ideológica que el Gobierno Nacional piensa que la educación es un costo, un gasto”, expresó a CPB Noticias Santiago Quagliariello.